El Gobierno y el PSOE preparan una subida de los topes de las cotizaciones

El Gobierno y el PSOE preparan una subida de los topes de las cotizaciones

La Seguridad Social saca 9.500 millones de la hucha de las pensiones. Eliminar los límites en las bases máximas de las cuotas sociales puede generar hasta 7.500 millones de ingresos a la Seguridad Social

La iniciativa será deliberadamente poco concreta y formará parte del decreto-ley que el Consejo de Ministros aprobará este viernes. «No queremos determinar lo que decida el Pacto de Toledo», explica uno de los negociadores. No obstante, sí que pretenden abrir la puerta y que en el texto haya «una suerte» de compromiso para que en el primer trimestre del año que viene haya una estrategia de subida de los topes máximo de cotización. La concreción, señala la misma fuente, debería llegar en la comisión parlamentaria que está trabajando sobre la futura reforma de pensiones. Fuentes del Ministerio de Empleo admiten estos extremos. No obstante, recuerdan que «todo está en función de un acuerdo más amplio».

Subir las bases máximas de cotización, que ahora tiene un tope en 3.642 euros mensuales, tiene un importante potencial de recaudación. Los cálculos existentes elevan los ingresos la Seguridad Social con esta medida en 7.500 millones al año si se eliminaran completamente. En la actualidad, los salario que superan la base máxima solo cotizan por los primeros 3.642 euros, el resto se escapa, legalmente, a la Seguridad Social. La medida afecta a 1,6 millones de contribuyentes que cotizan por la base máxima.

Además del apoyo del PP y el PSOE, que están negociando la medida, esta iniciativa suscita amplios apoyos entre los grupos políticos y los sindicatos. Mariano Rajoy respondió la semana pasada a Ramón Espinar, portavoz en el Senado de Podemos, que estaba dispuesto a estudiar esta iniciativa, que también aparece entre las medidas que la formación morada propone para aumentar los ingresos de la Seguridad Social.

Entre los agentes sociales, ambos sindicatos mayoritarios apoyan la medida. Tanto UGT como CC OO, que ha hecho el cálculo de los 7.500 millones de ingresos adicionales, son partidarios de la propuesta. Mucho menos entusiamo levanta entre las patronales CEOE y Cepyme, como se ha podido ver esta semana en las comparecencias del Pacto de Toledo, que están teniendo lugar en el Congreso.