Andalucía pide la retirada de las ‘reválidas’ que fija la Lomce

Andalucía pide la retirada de las ‘reválidas’ que fija la Lomce

Otras cuatro comunidades también lo solicitan. La nueva ley de educación establece que los alumnos deberán realizar unas pruebas finales para conseguir el título de ESO y Bachillerato.

Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña y País Vasco han pedido hoy de forma conjunta la retirada de las evaluaciones finales o ‘reválidas’ de la Lomce al considerar que segregan, uniformizan, centralizan o no cuentan con financiación, y han pedido que suban los umbrales de renta para optar a las becas. Lo han asegurado los consejeros de Educación de Andalucía, Luciano Alonso; de Asturias, Ana González; de Canarias, José Miguel Pérez; el viceconsejero catalán, Joan Mateo, y la viceconsejera vasca, Arantza Aurrekoetxea, en una rueda de prensa previa a la reunión sectorial que mantendrán este mediodía con el ministro de Educación, José Ignacio Wert.

Los representantes autonómicos han mostrado su pesar por el suceso ocurrido ayer en el instituto Joan Fuster de Barcelona, en el que un menor, de 13 años, mató a un profesor e hirió a otras cuatro personas, y el viceconsejero catalán ha agradecido las muestras de pesar y condolencia recibidas. En la sectorial, Wert tratará con las comunidades las características de las evaluaciones finales de Primaria, Secundaria y Bachillerato así como el proyecto de real decreto sobre los umbrales para las becas y ayudas al estudio del curso que viene.

Los contenidos de los dos temas han sido precisamente los criticados por estos cinco representantes autonómicos (sus regiones suponen el 50 % de la comunidad educativa, según Ana González), que han asegurado que las evaluaciones finales «dañarán» a alumnos, docentes y centros educativos.

Plazos

El proyecto de real decreto sobre las características generales de las pruebas de la evaluación final fijadas por la Lomce para ESO y Bachillerato establece que para conseguir el título de estas dos últimas etapas se realizarán unas pruebas divididas en tres partes. La primera de ellas incluirá un máximo de 200 preguntas de las cuatro materias generales de las asignaturas troncales; la segunda evaluará, a través de un máximo de 100 preguntas, las optativas, y la tercera constará de un máximo de 50 preguntas sobre las específicas.

Mientras la evaluación de carácter diagnóstico que se aplica a tercero de Primaria comienza a llevarse a cabo este curso, hay que esperar hasta el próximo 2015-16 para la prueba de los alumnos de sexto de Primaria y hasta el 2016-17 para las citadas anteriormente de cuarto de la ESO y segundo de Bachillerato.  En 2017 la evaluación final de ESO no tendrá efectos académicos, mientras que la prueba de Bachillerato no será necesaria para obtener el título de Bachiller y solo se tendrá en cuenta para el acceso a la Universidad.

Durante la sectorial está previsto que se trate, además, el proyecto de real decreto por el que se establecen los umbrales de renta familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso próximo o la distribución de crédito para financiar actividades relacionadas con la Formación Profesional.