RESUMEN DEL AÑO 1: Las fantasías sexuales de los españoles

RESUMEN DEL AÑO 1: Las fantasías sexuales de los españoles

En el sexo cabe todo siempre que exista consentimiento por las partes implicadas. Las fantasías viven en nuestras mentes, pero muchas veces saltan a la realidad. ¿Cuáles son las fantasías de los españoles? Encuestamos.com tiene la respuesta.

Las encuestas sobre sexo no abundan en nuestro país, por eso pedimos a 800 miembros del Club Opinamos, mayores de 16 años, que participaran en un estudio demoscópico sobre el sexo en España. Uno de los temas que tratamos fue el de las fantasías sexuales: con qué soñamos, qué nos hemos atrevido a realizar, qué haríamos delante de nuestra pareja y a sus espaldas…
La primera pregunta al respecto versaba sobre la fantasía sexual que nos gustaría realizar con nuestra pareja. Planteamos un abanico de opciones, entre las cuales destacaron tres por su número de votos. Un 14’2 % de los encuestados eligió el cambio de rol, como fantasía ideal para desarrollar con su pareja, él haría de ella y ella de él. Por encima de esta opción se posicionan los que escogieron un clásico del sexo: mirar juntos pornografía. Un 19’4 % escoge esta actividad como forma para mejorar la vida sexual de la pareja.
En todo caso la fantasía sexual que votan más españoles como su favorita para practicar junto a sus parejas es la de realizar un trío con alguien del mismo sexo que mi pareja. Un sueño en la mente de un considerable 22’5 % de los encuestados.

Dicen que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus y en el terreno sexual esto es una verdad como un templo. Hemos procedido a segmentar estos resultados en función del sexo y vemos que las preferencias de hombres y mujeres varían y mucho.
Las mujeres escogen, por este orden, como fantasía favorita para realizar en pareja: mirar juntos pornografía, el cambio de rol y la experiencia de dominación o bondage.
Los hombres eligen en segundo y tercer lugar: mirar juntos pornografía y practicar el sexo anal.

Aunque para los varones hay una fantasía que está en un plano superior, ya que un sobresaliente 37 % escoge realizar un trío con alguien del mismo sexo que su pareja. Como curiosidad y para dejar más plasmadas las diferencias entre sexos, esta fantasía del trío mujer- hombre – mujer la escoge un 11 % de las encuestadas.

 

 En el terreno de las fantasías no es igual si tu pareja está o no presente. Por eso hemos preguntado a los participantes en el estudio de encuestamos.com por su fantasía sexual preferida para realizar sin su pareja.
En tercer lugar con un 13’5 % de los votos se sitúa mantener un encuentro sexual con alguien de nuestro mismo sexo. La segunda fantasía con mayor aceptación sería tener sexo con una persona desconocida, es la elección de un 25’8 % de encuestados
La fantasía que los españoles más desean llevar a cabo sin su pareja es tener sexo con un personaje famoso, nada menos que un 27’1 % de los participantes se volverían locos por probarlo.
La edad es otro rango estadístico que conviene tener en cuenta al hablar de sexo.
Entre los más jóvenes de 16 a 29 años, un 20 % escogen tener un encuentro homosexual como fantasía favorita y un 36’3 %, tener sexo con un personaje famoso.
Las siguientes franjas de edad entre 30 y 44 años y de los 44 a los 59 años, se decantan como segunda opción por el sexo con un famoso y como favorita por mantener un encuentro sexual con alguien desconocido.
Los mayores de 60 años nos sorprenden, porque aunque se impone el sexo con un desconocido como la fantasía favorita de los abuelos, 50’7 %, la segunda opción votada por un gran 21’6 % es participar en una película pornográfica. Desde luego, sentido del humor no les falta.
Las fantasías algunas veces se cumplen y se introducen en la vida sexual de las parejas. Esta es la pregunta que hemos realizado: cuál era la fantasía que ya habían incorporado a sus relaciones. Las tres más votadas son clásicos de cualquier relación de pareja: el uso de vestuario y juguetes sexuales lo escoge un 18’1 %, compartir pornografía es una práctica común para un 20 % de los españoles y el sexo oral, en cualquiera de sus variantes, se lleva a cabo entre un 28’3 % de las parejas de nuestro país.