La Agenda 21 Local llega a Atarfe

La Agenda 21 Local llega a Atarfe

A simple vista parece otro proyecto más de la Diputación y el Ayuntamiento para decir que hacer y qué es lo mejor para el municipio.

Pero la principal característica de un proceso de desarrollo e implantación de una Agenda 21 en una Corporación Local es la necesidad de fomentar una participación activa de los diferentes sectores sociales del municipio, con el fin de poder garantizar la veracidad de las conclusiones extraídas, así como el grado de aceptación de las propuestas y estrategias definidas tras su ejecución.

Es por ello que desde la asociación PASOS, contratada para este menester hasta junio, estamos contactando con todos los perfiles socioculturales para recoger de primera mano cuales son las necesidades y problemáticas de los atarfeños y atarfeñas.

Tras unos primeros contactos y una recogida de información previa, podemos destacar varios aspectos de Atarfe. Pero ¿Son reales estas primeras impresiones? Para reflexionar sobre ellas y seguir profundizando nos disponemos a realizar varias reuniones abiertas, la primera el miércoles 22 de marzo de 18.30 a 20.00 en el Centro Cultural Medina Elvira donde abordaremos estas y otras problemáticas/necesidades. Además, en la calle nos veremos el viernes 17 de marzo en el mercadillo y en el polideportivo, para que todo aquel que quiera pueda aportar su visión.

Podemos hacer alusión en primer lugar a la dispersión de la población atarfeña, con la construcción de nuevos barrios en la periferia del casco histórico y de varias zonas de urbanizaciones alejadas del núcleo urbano. Este tipo de edificaciones y de concepción y desarrollo del espacio público hace que las relaciones y la unión de la ciudadanía se vea perjudicada y por tanto que la identidad territorial con el municipio sea bastante baja por parte de un amplio número de vecinas y vecinos.

De igual modo se aprecia también muy poca relación con la población extranjera y con la comunidad gitana que supone el 15% de la población total de Atarfe, siendo patente, aunque sea en la mayoría de casos de forma sutil, que existen pocas relaciones y puntos de encuentro, persistiendo de forma muy significativa estereotipos que hacen que las interacciones sean muy bajas.

Uno de los temas que se percibe con mayor preocupación es el económico, sobre todo relacionado con la falta de trabajo y la añoranza de tiempos pasados, cuando Atarfe era uno de los pueblos más prósperos de la zona, con mucha actividad industrial que se ha ido perdiendo. Asunto que genera cierta controversia, ya que por parte de algunos vecinos y vecinas se echa de menos y por otro lado se pone más en valor un municipio libre de la contaminación y repercusiones que genera este tipo de actividad.

También llama la atención, en lo referente a la economía, la alusión repetida por parte de los atarfeños y atarfeñas, que en Atarfe no se compra ni tampoco se consume, sobre todo en el pequeño comercio. Las explicaciones son variadas, pero sobre todo atienden por un lado, a que la gente prefiere ir a Granada o a Albolote porque hay más vida, y por otro a la inseguridad y al incivismo. Además, aunque poco comentado en las entrevistas, a nuestro parecer es significativo también el crecimiento de la economía sumergida, que de igual modo crea enfrentamiento y desunión.

Algo que sí genera entre los atarfeños y atarfeñas identificación es sobre todo su sierra, Sierra Elvira. En general muy apreciada y con posibilidades de generar más riqueza para el municipio de forma sostenible a través sobre todo de sus yacimientos y sus aguas termales, espacios muy poco conocidos y que son percibidos como un valor muy importante del municipio. En contra, tanto la zona de vega como la zona del pantano de cubillas no suponen ese estímulo. En el primer caso se ve como una guerra perdida, ya que el espacio de cultivo se ha visto ocupado en un primer momento por los polígonos industriales, después por las viviendas y en última instancia por las autovías y las infraestructuras ferroviarias. En el caso del pantano, puede que por su lejanía, no se siente ni siquiera como propio, ni con posibilidades de ser un espacio que aporte mucho a la localidad.

En lo referente a la dinámica de vida en el núcleo urbano es muy notable la utilización del vehículo privado, destaca en las entrevistas realizadas siendo uno de los puntos más comentados por las consecuencias y problemas de circulación que acarrea y por el aparcamiento. Hay que señalar que la extensión de Atarfe es relativamente corta, menos de un kilómetro desde el centro a los barrios más alejados y prácticamente llana, sin cuestas pronunciadas, por lo que su tránsito a pie es totalmente factible por la mayoría de población, por tanto, podríamos aventurar que se trata más de un hábito que se ha asumido como normal más que como una necesidad. En este sentido también se habla del aparcamiento, argumentando que no se va al centro porque no se puede aparcar y que la gente se va a otros sitios a comprar y pasar el rato, algo contradictorio, además de por lo comentado anteriormente sobre las distancias, porque existen varios sitios habilitados y gratuitos en Atarfe para aparcar.

Por último, en lo referente a los servicios públicos podemos hacer referencia a modo de ejemplo de algunas de las problemáticas y necesidades. Sobre el transporte público se echa en falta la llegada del metro. Las percepciones acerca de la limpieza del pueblo es que es uno de los puntos más débiles del mismo, hay una opinión unánime referente a lo sucio que está por lo general. La gente focaliza la raíz de este problema en la falta de civismo, es decir, la falta de concienciación de las personas sobre los bienes comunes. En cuanto a los residuos destaca la falta de un punto limpio y la falta de medidas compensatorias y de fomento del reciclaje. El alcantarillado y canalización del agua también supone un problema para algunas zonas del pueblo, ya que se ven inundadas con la lluvia. También la accesibilidad supone un importante reto a mejorar, existiendo varias zonas del municipio y dependencias poco viables.


Para saber más podéis seguir el desarrollo de la Agenda 21 de Atarfe a través de Facebook, buscando Agenda21Atarfe, escribiendo un correo a info@pasos.coop o a través del Ayuntamiento por la Concejalía de Medioambiente.