El 60 % de los senadores guarda silencio sobre su patrimonio

El 60 % de los senadores guarda silencio sobre su patrimonio

Interactivo: consulte los bienes, rentas, actividades y el sueldo de cada senador. Ocho de cada diez casos son del Grupo Popular, que instó a sus legisladores a no responder directamente a EL MUNDO. Ramón Espinar e Idoia Villanueva (Podemos), los únicos que no actualizan sus declaraciones desde hace casi 2 años

Al margen de las promesas constantes de rendición de cuentas y regeneración de cada partido, los senadores han tenido la oportunidad de demostrar su compromiso individual con la transparencia al rellenar las declaraciones de bienes y rentas que entregan al Senado, un trámite al que obliga el reglamento de la institución para acceder al escaño. La información debe actualizarse cada vez que se produce un cambio sobre lo ya declarado y cuando se deja el cargo.

Ante las numerosas omisiones, errores o imprecisiones y la falta de mecanismos de supervisión de las 612 declaraciones publicadas en la página de la Cámara, EL MUNDO ha escrito por correo electrónico o contactado por teléfono (hasta en dos ocasiones en la mayoría de los casos) con 243 de los 274 legisladores que han pasado por la Cámara Alta en lo que va de legislatura. El 60 % (143 de ellos) ha decidido guardar silencio y no responder a las preguntas de este periódico sobre su patrimonio.

“Cada uno declara lo que le da la gana pero el Senado no hace labor de revisión”, explica un representante de Podemos. “Lo hacemos deprisa y corriendo para podernos acreditar”, señala un legislador del Grupo Parlamentario Popular. Es el de los populares el grupo más opaco con un 86 % de silencios y apenas 19 respuestas, una de ellas de la senadora del PAR Rosario Isabel Santos, que comparte bancada con los representantes del PP. La actitud contrasta con la experiencia de este diario cuando realizó el mismo trabajo con el Congreso, donde el 60% de los populares respondieron a las preguntas y fueron Ciudadanos y Podemos las formaciones que más optaron por la callada como respuesta.

Explore en la siguiente aplicación el nivel de transparencia de cada senador a partir de la información de más de 600 declaraciones y los datos ampliados recogidos por EL MUNDO. Busque por nombre o grupo parlamentario para conocer el patrimonio, lo cobrado por parte del Senado en cada una de las dos últimas legislaturas y las actividades que pidieron compatibilizar con su labor como legisladores.

Pocos días después de que este diario comenzase a escribir a sus señorías, a finales de enero, el departamento de prensa del Grupo Popular envió un mensaje a todos sus senadores, al que ha tenido acceso este diario, donde instaba a sus miembros a no contestar directamente:

Ante esta situación, EL MUNDO envió al departamento de prensa de los populares una copia de los 116 correos electrónicos dirigidos a cada uno de los senadores que todavía no habían respondido. Desde entonces, no se ha obtenido respuesta alguna por parte del gabinete de prensa ni de ningún miembro del grupo.

Muy diferente fue la actitud del principal partido de la oposición. En el Grupo Socialista cerca del 90% de los senadores contactados resolvieron las cuestiones planteadas. De los partidos que componen el Grupo Mixto, completaron información de sus declaraciones todos los representantes de Convergència Democràtica de Catalunya, Ciudadanos, Compromís, Nueva Canarias y Foro Asturias.

Espinar y Villanueva, casi dos años sin rendir cuentas

Depende de la voluntad de los senadores designados por los parlamentos autonómicos, que inician su mandato tras las elecciones de cada comunidad, actualizar su declaración de bienes y rentas al comienzo de cada legislatura en el Senado. De los 52 senadores en esa situación, sólo el portavoz parlamentario del grupo Unidos Podemos, Ramón María Espinar, y su compañera Idoia Villanueva –desde hace un mes en la Ejecutiva de Pablo Iglesias– han decidido mantener la información que presentaron por primera vez, hace casi dos años.

Ninguno de los dos ha actualizado el contenido de las declaraciones desde el inicio de su mandato, en julio de 2015. Tras los cambios de legislatura, en diciembre de 2015 y junio de 2016, ambos optaron por mantener en el apartado de rentas las percibidas en el año 2014. Lo mismo sucede con el saldo bancario y los bienes declarados, que corresponden a fechas en las que todavía no ocupaban cargo público. Ninguno de los dos senadores de Podemos ha contestado a las cuestiones planteadas por este diario, que les invitaban asimismo, en aras de la rendición de cuentas, a actualizar la información de su declaración de bienes y rentas.

En el caso de Espinar, los datos son idénticos a los presentados en otoño de 2015 en la Asamblea de Madrid, donde es diputado, y en el portal de transparencia de la página web de Podemos. Desde el departamento de prensa del grupo de Unidos Podemos en el Senado explican que Espinar tienen intención de actualizar su declaración de bienes y rentas en los próximos días.

Más de 8 millones de euros sin acreedor

Tras la ampliación de datos sobre las declaraciones iniciales de sus señorías, no hay rastro del acreedor para 8 millones de euros otorgados en diferentes préstamos. Antes de las preguntas de este diario, los documentos entregados al Senado recogían 88 deudas sin origen identificado por importe de 10,4 millones (un 26 % del total).

Al margen del “sin datos”, que sería el principal acreedor, el grueso del dinero pendiente de devolución que acumulan los parlamentarios de la Cámara Alta corresponde a bancos o entidades extranjeras, encabezados por BBVA, Caixabank y Bankia. Tras la reordenación del sector financiero, apenas un 9,55% corresponde a cajas de ahorros o cooperativas de crédito. Los préstamos para la adquisición de vehículos y los de particulares cierran la lista.

Metodología: cómo se hizo esta información