ATARFE: “LA TASQUIVA” por Jose Enrique Granados

ATARFE: “LA TASQUIVA” por Jose Enrique Granados

Yo nací en la Tasquiva, y para mí ese vocablo ha sido bastante familiar. Sin embargo, no fue hasta hace unos días, tras una conversación con Marcos Lamolda, cuando me enteré de la existencia de un cortijo llamado con ese topónimo.

Según me contó, el cortijo sufrió grandes daños con el terremoto y se reconstruyó por Regiones Devastadas.

Tasquiva, caballón para encauzar el agua cuando se riega a manta; antigua unidad de medida de caudal usado en la vega de Granada.
En la fotografía, hazas donde se construyó el barrio de la Tasquiva.

Curiosidades elvirenses.

A LO QUE AÑADE Marcos Antonio Lamolda

esta fotografía debió tomarse en los años 60, ya estaba el secadero de tabaco de la casa de mi abuelo Antonio Palacios, donde yo nací y he vivido hasta los 24, y vivo ahora, pero en la casa reformada, y aún persistían varias naves prefabricadas en el antiguo campo de futbol, donde hoy está el cuartel de la guardia civil y una parte del “barrio de las flores”, allí se alojaban las familias a las que se les estaba reconstruyendo su casa después del terremoto de 1956 y luego albergaron las escuelas nacionales, durante un tiempo mientras se construían otras en lo que ahora es el Centro Cultural – la línea blanca corta hacia el centro a la derecha, junto a un camino es el estanquillo cuyos restos son visibles aún en los jardines que hay en la rotonda de salida hacia Albolote, ese camino iba hasta el canalillo, el cortijo que se ve justo en la curva que hace la carretera que va a Albolote .

La última calle del pueblo en el barrio de La Tasquiva se llama ahora Ganivet, entonces no tenía nombre y sus casas daban directamente a las hazas – también estaba construido el barrio de Sta. Adela, que fue afectado por el terremoto del ’56, y sus casas lucieron durante mucho tiempo el letrero en azulejos de RD (regiones desbastadas) o DGA (dirección general de arquitectura), son las alineaciones que se sitúan en la parte baja un poco a la izquierda que dan a un terrizo y luego las antiguas eras donde ya habían comenzado a construir casas, justo en la esquina izquierda – el barranco del Canalillo es la linéa oscura que parte un poco más abajo de la mitad en el lado derecho de la fotografía y va subiendo un poco, pasa junto al estanquillo, sigue paralelo al camino y luego recto hasta el pequeño grupo de árboles y continúa en la misma dirección porque tiene un trazado relativamente recto”