Convocatoria de la Junta de Andalucia  para solicitar las ayudas a la Construcción Sostenible,

Convocatoria de la Junta de Andalucia para solicitar las ayudas a la Construcción Sostenible,

Ayudas de hasta el 85% del coste para renovar ventanas, calderas y otras obras que mejoren la eficiencia energética.La Junta abre el plazo de subvenciones a familias, comunidades de vecinos, autónomos y empresas que inviertan un mínimo de 500 euros en construcción sostenible.

La Junta abrió este lunes el para solicitar las ayudas a la Construcción Sostenible, la primera de las tres líneas contempladas en el Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible 2017-2020 que cuenta con una aportación pública global de 227 millones de euros. Ésta primera línea se complementará próximamente con otras dos: Pymes Sostenibles y Redes Inteligentes.

En cuanto a la primera, Construcción Sostenible, trata de una convocatoria de ayudas que se dirige a ciudadanos (para vivienda habitual), comunidades de vecinos, autónomos, pymes, entidades locales, agencias de la Junta y otras entidades con el fin de respaldar económicamente sus iniciativas de ahorro, uso eficiente y aprovechamiento de fuentes renovables.

Entre las actuaciones que tendrán ayudas destacan el aislamiento de cerramientos, cubiertas o suelo, ventanas, protección solar, soluciones bioclimáticas, autoconsumo mediante energías renovables, climatización o iluminación. También se respaldarán actuaciones de mejora energética mediante TIC o el seguimiento del consumo de energía con soluciones inteligentes.

Con respecto a los importes, se pueden poner en marcha actuaciones de mejora energética con inversiones mínimas de 500 euros y con incentivos que van del 20% al 85% (según el tipo de la actuación), cuantía que varía en función de los habitantes del municipio donde se encuentre la vivienda o de si se trata de una situación social de pobreza energética.

Según ha explicado este martes la delegada del Gobierno, Sandra García, con un presupuesto reservado para esta primera línea de casi 164 millones, “nos hemos fijado como objetivo impulsar el desarrollo sostenible a través de la mejora de la vida de los granadinos, los servicios públicos, la eficiencia energética de las empresas de la provincia y la tan necesaria generación de empleo”.

Empresas colaboradoras

Por su parte, el delegado de Empleo, Juan José Martín Arcos, ha subrayado el papel de las empresas colaboradoras (218 inscritas de Granada), pues serán éstas las que realicen todos los trámites administrativos en nombre de los beneficiarios, de ahí a que se hayan celebrado desde enero cinco sesiones “para informar y formar a las entidades adheridas”.

De cualquier forma, las solicitudes se resolverán no por orden de llegada sino en función del cumplimiento de los requisitos por parte de los interesados y hasta 2020 (o hasta que se acabe el presupuesto). Martín Arcos ha recomendado a los granadinos, pymes y entidades interesadas que “cuando decidan realizar alguna actuación pidan presupuesto a, al menos, tres empresas de las que estén inscritas y emplazadas en la provincia”, según el registro oficial que puede consultarse en la web www.agenciaandaluzadelaenergia.es.

Más de 3.500 actuaciones

Los delegados han recordado que gracias al anterior Programa de Construcción Sostenible, aprobado por decreto urgente en 2014 para apoyar al sector, se realizaron un total de 3.543 actuaciones de mejora energética en edificios emplazados en la provincia de Granada, actuaciones a las que la Junta destinó un total de 18,9 millones de euros y que movilizaron una inversión de 26,8 millones de euros.

El 84% de las obras de adecuación energética consistieron en renovación de ventanas (2.263 actuaciones), seguidas de las instalaciones de calderas de biomasa y aislamiento en cerramientos. El 79% de las instalaciones energéticamente eficientes fueron actuaciones de energía renovables, destacando la biomasa térmica. De las 3.543 actuaciones realizadas, 3.314 se ejecutaron en viviendas particulares y 229 fueron impulsadas por empresas o comunidades de vecinos.

Con respecto al impacto energético y medioambiental, esas actuaciones conllevaron un ahorro energético de aproximadamente 5.000 tep/año, lo que supuso dejar de emitir a la atmósfera casi 12.000 toneladas de CO2/año.