Los hijos de Tinder
A red heart connected to a red mouse

Los hijos de Tinder

  • Fer inició una relación con Jorge en una web de citas y de ahí nacieron sus dos niños. «No le había visto jamás. Llegué a pensar que ese noviazgo era una locura». Parejas formadas en la red son ahora padres de la primera generación de ‘baby apps’ del planeta

El 8 de noviembre de 2010 Vera intercambió «una sonrisa» con un chico que parecía amable. A él también debió parecerle bien la chica, porque unos minutos después habían comenzado a chatear y un par de frases más tarde decidió quedar. Aquel primer contacto tuvo lugar un lunes; el jueves, a las once de la mañana, Vera estaba tomando un café con Manuel. Las horas siguientes de aquel día las pasaron mostrándose los rincones de la ciudad que más les gustaban hasta que, a las 11 de la noche, «él me besó». Sin siquiera imaginarlo, Vera y Manu iniciaron aquel día una relación que a la vuelta de unos meses acabaría en boda. «Poco después comentó que podíamos casarnos, pero en un principio nos lo tomamos a broma. Finalmente, en el mes de julio, decidimos poner fecha, y qué mejor que hacerlo coincidiendo con nuestro primer aniversario: el 11 de noviembre a las 11 de la noche (11.11.11 a las 11). En el mes de agosto se lo contamos a nuestras familias y amigos.

A principios de octubre llegó otra sorpresa: nos enteramos de que estamos esperando un bebé. Nunca podré olvidar de qué manera conocí a mi chico, y tampoco que nuestras primeras palabras fueron en eDarling».La historia de Manu y Vera, que nació con aquel emoticono sonriente, es solo una más de las que han surgido al calor de las decenas de webs de citas que de un tiempo a esta parte pueblan el planeta. Su hijo, como otros tantos, forma parte de la primera generación de ‘baby apps’; esos niños cuyos padres se conocieron y enamoraron en la red, y a los que será difícil explicar que hubo un tiempo en que lo que animaba a juntarse y procrear nada tenía que ver con esa suerte de cupido virtual que unió a sus progenitores.

Si los expertos están en lo cierto, no tardará en llegar el momento en que la mayoría de bebés será el resultado de una relación gestada en cualquiera de esas webs que dicen ser capaces de encontrarnos a la pareja perfecta. Si alguien tiene la más mínima duda solo necesita echar un vistazo al estudio publicado por Statista Digital Market. Según esta empresa, una de las referencias mundiales de estadísticas en internet, quince de cada cien españoles está registrado en alguna de las aplicaciones preparadas para dar con ese hombre o mujer estupendo, ya sea para una noche entretenida, o para pasar juntos el resto de nuestras vidas. Eso, en España. En Estados Unidos, los incondicionales de este nuevo Cupido rozan el 27%