La Real Academia de Farmacia advierte de que “la homeopatía pone en riesgo la salud de los ciudadanos”

La Real Academia de Farmacia advierte de que “la homeopatía pone en riesgo la salud de los ciudadanos”

 Denuncia que no existe evidencia científica que justifique su uso clínico y pide a las autoridades que retiren a los tratamientos homeopáticos la condición de medicamentos.

“La homeopatía puede poner en riesgo la salud de los ciudadanos”. Ésta es una de las conclusiones con que la Real Academia Nacional de Farmacia cierra el informe en el que analiza, “desde un punto de vista científico”, las características de los medicamentos homeopáticos y especialmente los aspectos relacionados con su eficacia y seguridad.

La Real Academia de Farmacia es una institución que tiene entre sus funciones las de fomentar la investigación y el estudio de las Ciencias Farmacéuticas, asesorar a las administraciones y organismos públicos y a las entidades privadas que lo soliciten en todo lo referente a las Ciencias Farmacéuticas y medicamentos, y elaborar informes o dictámenes sobre las materias que le son propias.

Éste es, pues, el sentido de este informe, en el que la Real Academia de Farmacia pone de manifiesto que “la homeopatía está sometida, desde hace décadas a discusión en diferentes foros aunque solo en muy contadas ocasiones se analiza desde el punto de vista científico y de acuerdo con la situación actual del conocimiento”. Así, este informe viene a establecer la posición de la institución respecto a un tipo de terapias con cada vez mayor presencia en los países desarrollados y a las que, sin embargo, no se le aplican los mismos criterios que a los recursos terapéuticos convencionales.

De entrada, la Academia entiende que “no hay pruebas científicas que justifiquen su utilización clínica” y denuncia que la legislación europea sobre medicamentos homeopáticos no obliga a los fabricantes a incluir en las especificaciones de la formulación “los componentes ni sus cantidades”, lo que, sin embargo, sí se exige en el etiquetado de los alimentos y los medicamentos convencionales.

La Real Academia Nacional de Farmacia advierte, por otro lado, de que el uso de la homeopatía puede generar falsas expectativas en los pacientes y sustituir tratamientos que sí han demostrado su eficacia y seguridad.

La institución ha pedido a las autoridades que se planteen si los productos homeopáticos “deberían mantener la condición de medicamentos”, y, en cualquier caso, que exijan a los que pudieran tener algún tipo de indicación terapéutica “los estudios que se realizan para evaluar la evidencia científica” que se requieren para los medicamentos.

Este posicionamiento de la Real Academia Nacional de Farmacia se suma a los de otros colectivos, como FarmaCiencia, la Sociedad Española de Farmacia de Familiar y Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, la de Farmacéuticos de Atención Primaria o la Asociación Española de Comunicación Científica, que han rechazado igualmente que la homeopatía esté avalada por la evidencia científica.

El informe de la Real Academia Nacional de Farmacia se ha hecho público, precisamente, pocos días después de que muriese un niño en Italia por culpa de una otitis tratada con homeopatía y no con antibióticos.

https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=11624