‘Ni una menos’, la version de ‘Despacito’ contra los feminicidios

‘Ni una menos’, la version de ‘Despacito’ contra los feminicidios

La canción fue compuesta para las marchas contra la violencia machista en Argentina

Argentina vivió el pasado 3 de junio una nueva marcha contra la violencia machista. Para la ocasión, algunas integrantes del colectivo de trabajadores ATE cambiaron la letra de Despacito, de Luis Fonsi, para darle un mensaje feminista. La periodista argentina Natalia Maderna decidió interpretarla al ukelele junto a su hija de un año y subir el vídeo a YouTube. En menos de una semana ha superado las 100.000 reproducciones desde su perfil, y políticos como Íñigo Errejón la han compartido en sus redes superando los 2.000 compartidos en 48 horas.

“Llevo muy poco tiempo practicando con el ukelele”, cuenta Maderna por correo electrónico a Verne. “La letra de la canción me llegó el 30 de mayo y al día siguiente, después de llegar del trabajo, senté a Catalina [su hija] a mi lado y la grabamos”. La versión que canta esta periodista, de 39 años, cambia la letra de Luis Fonsi por referencias a la violencia machista. Donde Fonsi dice:

Tú, tú eres el imán y yo soy el metal
Me voy acercando y voy armando el plan
Solo con pensarlo se acelera el pulso

Maderna canta:

Tú, tu machismo oprime y eso es cultural
Tu machismo mata y eso es real
La justicia es cómplice, te lo decimos

En el conocido estribillo, “Despacito” se convierte en el lema contra la violencia machista “Ni una menos”, y hace alusión a mujeres asesinadas a manos de hombres.

¡Ni una menos!
Las pibas de ATE vivas nos queremos
Vamos a luchar porque se lo debemos
¡A todas las pibas que nunca volvieron!

Maderna ya se sabía los acordes de la canción al ukelele y, cuando encontró la letra creada por ATE, se le ocurrió tocarla junto a su hija. “Es muy fuerte, muy profunda”, cuenta. “Una letra así, en la previa de la tercera marcha del Ni Una Menos, no hizo más que inspirarme a tocarla”.

Además de las visitas en YouTube, Maderna cuenta que la canción ha sonado en muchas radios de Argentina. Para la periodista, el éxito no se debe solo al tema, sino a su “bailarina”, Catalina, de un año. “Mi chiquita tiene gran culpa para que haya sucedido”, bromea. “Es ella la que se lleva todos los aplausos”. La pequeña también es la responsable de que Maderna se implicase en el feminismo. “Ella me empoderó. Desde la maternidad, la semilla del feminismo germinó muy fuerte; tanto en mi vida personal como en la profesional”.

Con la canción, Maderna espera que, al menos, se reflexione sobre la violencia machista. “Una canción puede llegar a mucha gente, pero no modifica actitudes”, cuenta.  “Lo que se ha logrado es el debate público de algunas personalidades que quizás no hablarían de machismo o violencia de género si esta canción no hubiera llegado a sus manos”.

La versión de la ATE pasa a engrosar la enorme lista de adaptaciones de Despacito que han aparecido durante los últimos meses: también hemos escuchado la versión a violín, la católica Resucito, la utilizada por un azafato de Ryanair para vender lotería o la adaptación a muchas voces del imitador Keunam.

http://verne.elpais.com/verne/2017/06/07/articulo/1496828377_868358.html?id_externo_rsoc=FB_CM_Verne