ATARFE: El gobierno local considera “prioritario” cubrir tres plazas de Policía Local para prestar los servicios que reclaman los vecinos

ATARFE: El gobierno local considera “prioritario” cubrir tres plazas de Policía Local para prestar los servicios que reclaman los vecinos

La solicitud del alcalde Francisco Rodríguez Quesada se produce después de que el Ayuntamiento se viera obligado a suspender el proceso iniciado para ampliar la plantilla de la Policía Local debido a los reparos que ha trasladado la Subdelegación de Granada sobre la reposición de las plazas.

En la actualidad, la Policía Local de Atarfe está integrada por catorce agentes, dos de ellos de baja médica, que deben atender a una población aproximada de 18.000 habitantes, una ratio muy por debajo de las necesidades del municipio.

“Nuestra prioridad sigue siendo cubrir las plazas vacantes de agentes locales que no hicieron anteriores gobiernos si queremos garantizar la seguridad de la población”, asegura Rodríguez Quesada, quien tiene claro que el impedimento por parte del Gobierno central obliga a la Guardia Civil a asumir «sin más dilación» servicios que requieren de su colaboración.

En este sentido, el alcalde ha recordado al representante del Gobierno central que el Ministerio de Interior debe ampliar la dotación de efectivos de la Guardia Civil en Atarfe ante las limitaciones de la Policía Local, que debería contar con el doble de efectivos y que se ve en la necesidad de agrupar los servicios para evitar patrullas unipersonales.

Esta circunstancia, unida a las dos bajas y a los turnos vacacionales de los agentes durante la época estival, impide ejercer determinadas funciones de policía administrativa y de tráfico.

A la vista de lo expuesto, y con el fin de atender los requerimientos de los ciudadanos de Atarfe, el gobierno municipal de Atarfe considera de vital importancia contar con la colaboración de la Guardia Civil en la realización de las primeras diligencias en las materias que a continuación se relacionan:

• Accidentes de circulación en casco urbano.
• Infracciones graves de tráfico: obstaculización del tráfico o impedir el acceso a garajes (vados permanentes).
• Policía administrativa: ocupación de vía pública con terrazas y veladores (ruidos, horario, etc.).
• Problemas de ruidos derivados por concentraciones de jóvenes que consumen alcohol en vía pública.

Trámites para cubrir plazas de la Policía Local

El Ayuntamiento inició en abril el proceso administrativo para sacar tres nuevas plazas de Policía Local, cuyas bases, de oposición libre, fueron publicadas en el BOP el pasado mes de abril después de que la junta de gobierno local aprobara dicho trámite.

El problema radica en que la Ley de Presupuestos Generales del Estado impedía cubrir las plazas vacantes si el municipio superaba los niveles de endeudamiento permitidos.

En la última junta local de seguridad celebrada en Atarfe el pasado 29 de mayo, el alcalde trasladó al subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes Jodar, la necesidad de incrementar la plantilla de la Policía Local, un compromiso que cuenta con el apoyo del resto de fuerzas políticas y que viene siendo reclamado por los vecinos.

Sin embargo, el representante del Gobierno central se mostró inflexible a la hora de cumplir la legalidad, subrayando que no se pueden sobrepasar los parámetros de endeudamiento a la espera de lo que contemple la nueva Ley General de Presupuestos del Estado que se aprobará en las próximas semanas.

“Siempre hemos considerado una prioridad reforzar la colaboración y coordinación entre las Fuerzas de Seguridad, pero si se trunca la posibilidad de disponer de más agentes locales, pese a que cumplimos escrupulosamente con el capítulo 1 de Personal y rebajamos la deuda con bancos y proveedores, el Ministerio de Interior está en la obligación de garantizar la seguridad con más presencia de la Guardia Civil”, advierte el alcalde.

Balance de los delitos

Según el balance presentado por la Guardia Civil en la última junta local de seguridad, los principales delitos que se cometen en Atarfe están relacionados con el cultivo de la marihuana y la defraudación del suministro eléctrico, una práctica cuya persecución compete a las Fuerzas de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional) y que se repite en numerosos municipios del área metropolitana, incluida la capital. Las operaciones para desmantelar invernaderos de marihuana en Atarfe han aumentado durante este año, disminuyendo, respecto al año anterior, los delitos que se cometen contra las personas y los robos con fuerza, según los datos ofrecidos por la Guardia Civil. El aumento de la actividad delictiva en el último año obedece, según la Guardia Civil, al cultivo de la marihuana que lleva implícito también el enganche ilegal de luz, considerado un delito de defraudación.

En este sentido, la propia Guardia Civil, a preguntas de los presentes en la reunión, reconoció que la situación de Atarfe en cuanto a delitos contra las personas era comparativamente mejor que la de otros municipios de su entorno.

En dicha reunión, los representantes del Gobierno municipal mostraron su preocupación porque el cultivo de la marihuana se perciba como un colchón social para personas necesitadas cuando “en realidad se trata de un problema de mafias”. El Gobierno local ha trasladado en varias ocasiones, al igual que los partidos de la oposición, la necesidad de erradicar la mafía que está detrás del cultivo de la marihuana.

El problema se agrava por el elevado número de viviendas vacías fruto del boom inmobiliario. Es por ello que se solicitó a la Subdelegación en la última reunión que mantenga la presión hacia las mafias para combatir su forma de vida y evitar que las viviendas vacías se utilicen para el cultivo de la marihuana.