El Gobierno teme que Cataluña genere una alianza que pida la cabeza de Rajoy

El Gobierno teme que Cataluña genere una alianza que pida la cabeza de Rajoy

“La independencia es el caballo de Troya de un Gobierno radical”, señala un ministro preocupado por si Podemos presiona al PSOE para que apoye una nueva moción de censura

  • En la Moncloa aseguran que si Puigdemont declara la independencia se aplicará el artículo 155 y temen que, entonces, se rompa la foto del bloque constitucionalista
  • En el PP circula la hipótesis de que si Rajoy se ve sin apoyos podría convocar elecciones generales. Los suyos creen que obtendría mayoría absoluta porque en el resto de España ha gustado su actuación

Mariano Rajoy ha anunciado que en los próximos días comparecerá en el Congreso y que convocará a todas “las fuerzas parlamentarias para reflexionar juntos sobre el futuro“. El jefe del Ejecutivo quiere valorar con el resto de partidos los pasos a dar a partir de ahora. Aunque en la Moncloa temen que algunas formaciones sólo traten de aprovechar lo ocurrido hoy en Cataluña para pedir su cabeza. Creen que se ha iniciado una nueva campaña para exigir su dimisión.

Además, los populares comentan que, si al final, Carles Puigdemont realiza una declaración unilateral de independencia, se aplicará el artículo 155 de la Constitución sin ninguna duda. Y les preocupa que, entonces, los socialistas, a los que ya han visto despegándose, rompan definitivamente la foto de unidad del bloque constitucionalista.

Por eso andan con pies de plomo. Así, esta mañana, el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha señalado que Iglesias y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han quedado “descatalogados como democrátas” por sus declaraciones. Pero no ha hecho sangre con el PSOE a pesar de las duras críticas recibidas. En la sede nacional explicaban que no era día “de reproches” y apelaban “al sentido de Estado“.

Rajoy tenía pendiente hablar con Sánchez y había que mantener la cautela. Así en su intervención el presidente ha vuelto a agradecer “la lealtad” de los partidos que le respaldan. Aunque sus colaboradores están pendientes de si rompe la tregua en cualquier momento. Es más, circula la teoría de que si el presidente se ve sin apoyos “la legislatura puede estar tocando a su fin“.

Les parece que, en ese caso, el líder del PP se podría adelantar al resto y convocar elecciones generales. “Aprovechar la excusa patriótica de que la situación es muy tensa“, indican desde la organización del partido. En sus filas están convencidos de que arrasaría. Hablan, incluso, de mayoría absoluta porque, a su juicio, su actuación no ha sido mal vista por algunos catalanes ni tampoco en el resto de España.

Aunque, hasta dentro del PP hay todavía quien cuestiona la estrategia de su jefe. Son pocas las voces que se atreven a expresar que esta no ha sido la correcta. Comentan en privado que no se deberían haber visto imágenes de los miembros del Govern votando y menos aún a la Policía Nacional y la Guardia Civil evitando que el resto de ciudadanos pudiera hacer lo mismo. Señalan que es contradictorio. Estos dirigentes son los mismos que hace unos días le pedían a Rajoy mayor contundencia. Para ellos ya se deberían haber adoptado “medidas extraordinarias” que hubiesen impedido simplemente llegar a este punto.

Puigdemont, inhabilitado

Además, en el PP esperan ver en los próximos días inhabilitado al president de la Generalitat. Recuerdan que eso es lo que finalmente sucedió con Artur Mas cuando en marzo de 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña le impuso la pena de dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos por organizar la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014. Los populares esperan que Puigdemont lleve el mismo camino y que ahora no tenga que pasar tanto tiempo para que eso ocurra. Esperan que actúe cuanto antes el Constitucional.

http://cadenaser.com/ser/2017/10/01/politica/1506892025_104571.html