La educación es la mayor brecha digital entre España y Europa

La educación es la mayor brecha digital entre España y Europa

La quinta potencia económica de la UE es la 14ª en desarrollo digital.

Son las conclusiones a las que llega el Índice de Economía y Sociedad Digital de la Comisión Europea (DESI, por sus siglas en inglés) que analiza a los 28 Estados miembros de la Unión en el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) de 2016. Comparada con el año pasado, España avanzó en todos los aspectos, excepto en Capital Humano, uno de las cinco indicadores que analiza.

España está en la 14º posición del DESI 2017. Una posición por encima del año pasado. Muy lejos del lugar que le correspondería por el peso de su economía. Aunque cada vez más españoles están en línea, el nivel de sus competencias digitales sigue siendo inferior a la media de la UE.

El 1 de marzo de 2017 bez.es publicó un artículo con los resultados del DESI 2016. Hay novedades. Según la nota metodológica de la nueva edición de este índice, se ha vuelto a calcular la puntuación para todos los países“con el fin de reflejar cambios ligeros en la elección de indicadores y correcciones de los datos del indicador subyacente. Como resultado, las puntuaciones de los países y las clasificaciones pueden haber cambiado respecto a la publicación anterior“.

El DESI de 2017 recoge que un 76% de los españoles usan Internet frente al 79% de media europea

En la edición de 2017, los indicadores del DESI estiman que un 76% de los españoles usan Internet -frente al 79% de media europea-, aunque poco más de la mitad (53%) tienen unas habilidades digitales de un nivel al menos básico (aunque en la UE la media tampoco es muy superior, un 56%).

En concreto, el capital humano es el único de los indicadores que forman parte de DESI en los que se ha registrado una involución: mientras que en el DESI 2016, España se ubicaba en el 13º lugar entre los 28 en lo que respecta a habilidades digitales básicas, en el DESI 2017 ha caído al 15º puesto, gracias a una caída de un punto porcentual en 12 meses.

También hay una desventaja clara en la cantidad de profesionales que se dedican a las TIC (tecnologías de la información y la comunicación). En España representan un un 2,4% frente a un 3,5% de la media europea (los últimos datos en este sentido son de 2015). “España tiene que mejorar en el conjunto de habilidades digitales de la ciudadanía y al porcentaje de profesionales que se dedican al sector de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación)”, señala Anna Armengol, economista de la Comisión Europea, a bez.es.

Indicadores del DESI pulse sobre los botones para ver cada definición

Conectividad Capital humano Uso de internet Integración de la tec. digital Servicios públicos digitales

Mide el despliegue de la infraestructura de banda ancha y su calidad.
Puntuación de España en 2017: 0,59
Diferencia 2017/2016: crece 0,05 puntos

En este sentido, queda claro que España no está aprovechando el potencial que le da el hecho de que el porcentaje de graduados CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) sea mayor (2,1%)  que el de la media de los 28 (1,9%) en el rango de edad entre 20 y 29 años. Anna Armengol apunta que España “debe hacer algo para potenciar el porcentaje de graduados CTIM que pasa al sector profesional”.

Conectividad: falta, pero la que hay suele ser buena

La puntuación en conectividad total española (0,59) sigue por detrás de la media de la Unión Europea (0,63). Sin embargo hay motivos para sacar pecho: España supera a la media de sus vecinos de la UE en cobertura de banda ancha de nueva generación (NGA) (81% de los hogares frente al 76% de la media europea) y en las suscripciones de conexiones rápidas (mínimo de 30 Mbps), con un 49% frente a un 37%.

Conectados o no, a los españoles les gusta poco hacer videollamadas en comparación con el resto de europeos (31% frente a la media del 39%). Además, usan menos Internet para hacer operaciones bancarias (54% frente a 59%) o compras (54% frente a 66%). En España se utilizan mucho más los servicios para leer noticias (78% frente a 70%), jugar (83% frente a 78%), consumir productos audiovisuales (27% contra 21%) o utilizar redes sociales(67% ante 63%).

Empresas integradas de la tecnología digital

Las empresas españolas están casi tan integradas en las tecnologías digitales como la media europea (35% frente a 36%), y la quinta parte de las pymes participan activamente en la venta en línea (dos puntos porcentuales más que la media del bloque). Sin embargo, apenas un 5,9% de las mismas venden online más allá de sus fronteras, frente al 7,5% de la media de los 28.

Un apartado en el que España se comporta mejor que la media de la UE es en la prestación de servicios públicos en línea y en la publicación de datos abiertos (más allá de los problemas de transparencia en datos municipales, entre otros). Un 40% de los usuarios de Internet son a la vez usuarios de prestaciones digitales de la administración (frente al 34% de a media europea), mientras que, en datos abiertos, España obtiene una puntuación del 91% frente al 59% de la media europea.

Precios, un gran hádicap

España mejora su puntuación en el DESI de 2017 pero mantiene la Agenda Digital que fijó en febrero de 2013. Además, pese a que la extensión de la conectividad digital en España es buena, en especial en los centros urbanos, los precios siguen siendo un lastre para sus ciudadanos.

“España está mejorando mucho, no en precios, que sigue siendo caro, pero sí a nivel de penetración y número de abonados en productos de banda ancha y alta velocidad”, enfatizó Armengol.

Expertos de la Comisión señalaron que la responsabilidad principal de la subida de precios recae en las compañías, debido a que tienen una oferta basada en paquetes de varios servicios (teléfono fijo, móvil, internet, TV) y no otorgan la posibilidad de acceder a servicios más acotados a menor precio (por ejemplo, sólo Internet).

https://www.bez.es/320321402/educacion-brecha-digital-espana-europa.html