Las ‘apps’ con las que te localizan y localizas a alguien en todo momento

Las ‘apps’ con las que te localizan y localizas a alguien en todo momento

Antes de que WhatsApp activase esta opción, ya había propuestas pensadas para familias que deben supervisar la seguridad de alguno de sus miembros

Dos de las principales aplicaciones de mensajería instantánea lanzaron recientemente una funcionalidad que permite a los usuarios compartir su localización exacta, en cada momento, con aquellos que deseen. La primera de ellas fue Telegram, cuya versión 4.4 incorporó el 10 de octubre lo que la compañía ha bautizado como live locations o ubicaciones en directo, que se activan durante 15 minutos, una hora u ocho horas. Tan solo siete días después, WhatsApp anunció la llegada de sus ubicaciones en tiempo real, que posibilitan hacer lo mismo durante los mismos periodos. En ambos casos, esa función se puede anular cuando se estime oportuno, sin necesidad de que se agote la duración escogida en el momento de compartir la ubicación.

A pesar del revuelo causado por estos anuncios, sobre todo entre los más preocupados por su privacidad, no se trata de algo nuevo. De hecho, el pasado marzo esta opción ya fue integrada por Google Maps y Facebook Messenger. Pero, además, hace tiempo que existen otras aplicaciones que proporcionan un servicio similar, algo que resulta de utilidad a las familias que deben supervisar la seguridad de algunos de sus miembros, como las personas mayores o los más pequeños de la casa. Estas son algunas de las propuestas.

Safe365

También conocida como Alpify, que en realidad es el nombre de la compañía que la ha desarrollado, esta aplicación para iOS y Android deja claro su objetivo en el mensaje que aparece al entrar en su web: “Comparte tu ubicación en tiempo real con los que más te importan y con el 112 en caso de emergencia”.

Lanzada en 2012 como un servicio vinculado a los rescates en montañas y estaciones de esquí, ahora Safe365 se presenta como un “localizador familiar” que permite conocer la ubicación exacta de los miembros de un grupo. Para ello, el usuario debe registrarse con su número de teléfono y configurar su propia red, conformada por “protectores” (aquellos a los que la app avisará en caso de peligro) y “protegidos” (personas que están bajo su responsabilidad). Una vez que todos estos miembros han instalado Safe365, es posible ver en un mapa dónde se encuentra cada uno de ellos, pero si no se quiere estar consultando esta opción, se ofrece la posibilidad de recibir avisos de forma automática. En este caso, cada usuario debe configurar sus zonas seguras (casa, colegio, barrio, trabajo…), que son aquellas en las que habitualmente se mueven y abarcan un radio de entre 150 metros y 10 kilómetros. La aplicación enviará notificaciones a los protectores cuando sus protegidos entren y salgan de esas zonas seguras.

Algo heredado de sus orígenes es que en caso de emergencia basta con pulsar un botón para enviar la posición del usuario y pedir ayuda. Además, en Aragón, Cantabria, Extremadura, La Rioja y el País Vasco, este botón está integrado con el 112 de dichas comunidades autónomas.

Estos servicios son gratuitos, pero si el usuario quiere consultar en tiempo real la ubicación de sus contactos cuando están en movimiento ya es necesario contratar la versión Premium, con planes de un mes por 3,99 euros o de un año por 35,88 euros (en este último caso se puede probar gratis durante dos semanas). Adicionalmente, esta aplicación ofrece otros servicios de pago como consultas médicas, emergencias internacionales o seguros multideporte.

Life360

Con un nombre similar a la anterior, esta aplicación para iOS y Android también centra su estrategia de comunicación en la seguridad que ofrece a las familias al mantener siempre informados a sus miembros sobre la ubicación de cada uno de ellos. Todo con la idea de evitar llamadas y mensajes del estilo “¿Dónde estás?” o “¿Has llegado bien?”.

Para los más reticentes a compartir datos personales, el registro es más exigente que el de Safe365, ya que además del teléfono móvil es necesario aportar un correo electrónico. Pero, una vez que el usuario se ha dado de alta, el funcionamiento es prácticamente igual en las dos aplicaciones, de tal modo que el usuario debe configurar sus grupos e invitar a sus miembros para que se instalen la app mediante el envío de un código. La diferencia principal es que Life360 se basa en la creación ilimitada de círculos, por lo que es posible crear distintos grupos para la familia, los amigos o los compañeros de trabajo y establecer una configuración distinta para cada uno de ellos (por ejemplo, algunos pueden ser simples grupos de chat, como en WhatsApp, mientras que en otros ya se permite compartir la ubicación).

Para las notificaciones automáticas también se configuran esas zonas seguras, que aquí se llaman “lugares” y tienen un radio de entre 76 metros y 3,2 kilómetros. Sin embargo, para cada círculo tan solo se pueden agregar dos lugares de manera gratuita y a partir del tercero ya es necesario contratar uno de los planes de pago: un mes por 3,17 euros o un año por 26,52 euros, ambas opciones con una prueba gratuita de siete días. Esta versión Plus incluye el acceso a un historial donde es posible consultar las ubicaciones de los contactos de Life360 durante los 30 días anteriores.

Adicionalmente, los desarrolladores de esta aplicación ofrecen la versión Life360 Driver Protect, que integra las funciones de Life360 Plus más otras pensadas especialmente para compartir información sobre usuarios que están conduciendo y que resulta útil para avisos de emergencia en el caso de accidentes. Este servicio cuesta 5,49 euros al mes o 54,96 al año (en ambos casos, con siete días gratuitos de prueba).

MyFamily

Disponible para iOS y Android, MyFamily no pide ningún dato personal para formalizar el registro, lo cual facilita y acelera la configuración de la red de usuarios que compartirán su ubicación e historial de movimientos. Basta con crear un grupo, darle nombre e invitar a las personas que se quiere agregar mediante el envío de un código, como sucede con Life360.

Se puede conocer dónde está cada usuario casi en tiempo real, siempre y cuando esa persona seleccione que su ubicación se actualice cada sesenta segundos, una opción solo disponible en la edición Premium de esta app, que cuesta 17,99 euros al año. En la versión gratuita, este rastreo se rebaja, como máximo, a los 5 minutos.

Se trata de una aplicación con un diseño muy limpio y entre sus rasgos diferenciales destaca su “Modo infantil”, una funcionalidad que el administrador de esa red activa en los dispositivos de los menores de edad con el fin de añadir un mayor grado de seguridad. Gracias a esta opción, es posible realizar una “llamada forzosa” al teléfono del menor, lo que permite saber al adulto qué está sucediendo en el lugar donde se encuentra el receptor ya que la comunicación se establece sin que sea necesario aceptarla, sin descolgar, y se escucha todo el sonido que registra ese dispositivo. Con la versión gratuita de MyFamily, estas llamadas tienen una duración máxima de 30 segundos, mientras que con la edición de pago este tiempo se alarga hasta los 10 minutos y además pueden realizarse videollamadas.

Al igual que con las anteriores, posibilita la creación de zonas de seguridad para recibir avisos automáticos cuando alguien llega a esos lugares o los abandona, que en este caso abarcan un radio de entre 150 metros y 1 kilómetro. Pero, además, para situaciones inusuales esta app contempla “el botón del pánico”. Al pulsarlo, todos los miembros del grupo recibirán una señal materializada en un pitido muy alto que se apaga automáticamente a los diez segundos.

KidControl

Por su nombre, queda claro que esta aplicación para dispositivos iOS y Android hace hincapié en la seguridad de los más pequeños de la casa. Para registrarse es necesario detallar una dirección de correo electrónico y a partir de ahí ya es posible configurar grupos a través de invitaciones a aquellas personas con las que se quiere compartir la ubicación, cuyo intervalo de actualización puede configurarse, de manera gratuita, hasta cada sesenta segundos.

Como el resto de las vistas anteriormente, KidControl ofrece la posibilidad de crear lugares seguros, en este caso con un radio de entre 108 metros y 5 kilómetros. Permite configurar hasta dos zonas de manera gratuita, pero a partir de la tercera ya es necesario pasarse a la versión Premium, por la que hay que abonar un único pago de 4,99 euros.

Esta edición Premium, que elimina la publicidad, da acceso a uno de los rasgos diferenciales de esta aplicación: la Caja Negra. Se trata de una función para conocer dónde están las otras personas incluso si no tienen conexión a Internet. Además, con esta versión de pago es posible visualizar hasta dos semanas atrás el historial de ubicaciones.