La portavoz del PSOE rectifica y vota en contra de anular los acuerdos aprobados en el pleno de septiembre

La portavoz del PSOE rectifica y vota en contra de anular los acuerdos aprobados en el pleno de septiembre

La portavoz del grupo municipal socialista, Trinidad Rodríguez Sánchez, se desmarcó en el último pleno de la solicitud que firmó en su día junto al resto de concejales de su grupo municipal, los ediles del PP y Ciudadanos para dejar sin efecto las modificaciones de créditos y de la plantilla de personal aprobadas en septiembre.

El pleno extraordinario fue convocado el miércoles 15 de noviembre por los partidos de la oposición, a excepción de Ganemos, al entender que el equipo de gobierno desoyó en la sesión del 26 de septiembre la petición formulada por los portavoces de dichos partidos para que se incluyera en el orden del día la toma de posesión de la concejal socialista Nuria Herrera en sustitución del portavoz Óscar González, cuya renuncia a su acta de concejal se hizo efectiva en el pleno del mes de julio.  Los firmantes de la solicitud de la convocatoria del pleno consideraron que se había producido una “grave vulneración del principio democrático” que el equipo de gobierno niega con el argumento de que la credencial del acta de la concejal socialista se recibió un día antes del pleno, el lunes 25, por lo que se procedió como legalmente está establecido a incorporar la toma de posesión en la siguiente sesión a convocar, en este caso el pleno ordinario que tuvo lugar el jueves 28.

Finalmente, los seis concejales de Por Atarfe Sí (PASI) que integran el equipo de gobierno, los dos de Ganemos y únicamente la portavoz del PSOE votaron en la última sesión extraordinaria en contra de anular o revisar las modificaciones de  crédito que se sacaron adelante en septiembre con informes favorables de los técnicos municiaples, es decir operaciones por las que se detrae el dinero previsto en determinadas partidas del gasto con el objetivo de destinarlo a imprevistos que no se contemplaban inicialmente en el presupuesto y que se consideran de urgencia.

La aprobación de cinco expedientes de modificación de crédito en el polémico pleno celebrado el pasado 26 de septiembre -en el que PSOE, PP y Ciudadanos abandonaron el salón de plenos- autorizó al gobierno a iniciar el pago de las indemnizaciones por los terrenos que en su día se expropiaron a propietarios para acondicionar el parque del Corredor Verde, asumir el pago de deudas de Proyecto Atarfe S.A., la gestión de las instalaciones deportivas de Acidesa, la construcción de nichos en el cementerio, la compra de desfibriladores y la ignifugación de la Plaza de Toros, entre otros asuntos.

Tres concejales del PSOE votaron, junto al PP y Ciudadanos, a favor de anular las operaciones de crédito, rompiendo la disciplina de voto. El otro edil socialista, Javier Bailón, no acudió y no justificó su ausencia.

Antes de iniciarse el debate y de que se conociera el pronunciamiento de los distintos grupos municipales, el alcalde Francisco Rodríguez Quesada aclaró que la votación no podía ser tenida en cuenta puesto que los acuerdos adoptados en el pleno de septiembre se daban por aprobados definitivamente tras el periodo de exposición pública y su publicación en el BOP sin que ninguno de los grupos políticos presentara alegaciones. No obstante, vio conveniente celebrar el pleno para que no pudiera interpretarse como un intento del gobierno de “cercenar” la palabra de los grupos municipales.

La portavoz del PSOE, Trinidad Rodríguez Sánchez, que habló “en nombre del grupo municipal socialista y de sus votantes”, explicó que su cambio de postura respondía al compromiso de los socialistas con su militancia, aludiendo al posible perjuicio que, en caso de prosperar la iniciativa de anular los acuerdos que se aprobaron en su día, podía ocasionar a los ciudadanos. “Dejan sin efecto los expedientes que ya están tramitados supone un menoscabo de cara a la población y no queremos ser el bloqueo de este ayuntamiento, los socialistas queremos ser la respuesta a los problemas de la gente, no podemos ser una traba”, argumentó Trinidad Rodríguez.

El portavoz del PP, Antonio Díaz, calificó de “falta de respeto” el cambio de postura de la portavoz socialista por desmarcarse de la solicitud en la que inicialmente  defendía la toma de posesión de su compañera de bancada. En su opinión, en aquel pleno “[el equipo de gobierno] se saltó la ley”, recordó que el escrito de solicitud de pleno fue presentado por la portavoz socialista que, según él, ahora “da la espantada”. Díaz anunció que acudirá al Consejo Consultivo de Andalucía para que determine si el pleno de septiembre se ajustó a la legalidad.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Antonio Martín, coincidió con el PP en que el motivo de la convocatoria del pleno obedecía al supuesto incumplimiento de los principios democráticos al no poderse sentar en el pleno una de las concejales socialistas y recordó que su compañera, pese a llegar puntual al pleno y advertir de que por razones personales debía ausentarse a mitad de la sesión, se optó por retrasar el inicio del pleno para que pudiera incorporarse la concejal de Ganemos en perjuicio de la edil de C’s.  Antonio Martín dijo estar de acuerdo con los expedientes que se aprobaron en su día pero, en su opinión, el objeto del pleno no era a entrar a discutir el contenido sino “dejar sin efecto lo que no se ha hecho con arreglo a los principios democráticos”.

El portavoz de Ganemos, Antonio Lucena, solicitó en su intervención al equipo de gobierno que negocie previamente con los grupos para “solucionar los problemas a su debido tiempo”, si bien no vio “mala voluntad” en la decisión de celebrar la polémica sesión extraordinaria del mes septiembre. También advirtió a los grupos de la oposición que suscribieron la anulación de los acuerdos que, de prosperar su petición, se ocasionaría “dolo a terceros y un perjuicio para las personas”, solicitando que se retirara la celebración del pleno y se tomara nota para que la situación no se vuelva a repetir.

La portavoz del equipo de gobierno, Rosa Félix, agradeció la rectificación de la portavoz del PSOE y también que se fuera al fondo de la cuestión: “la mayoría de bloqueo que hemos tenido hasta ahora y que se rompe con la responsabilidad de la portavoz del PSOE que antepone los intereses generales por encima de los partidistas y de la ‘guerra santa’ que el señor Díaz [portavoz del PP] ha emprendido contra nosotros”. Rosa Félix puso como ejemplo de los obstáculos que, según ella, se han puesto al equipo de gobierno el rechazo por dos veces del plan de saneamiento que, de haberse aprobado, posibilitaba aplazar la deuda a los bancos por un periodo de tres años, lo que hubiese permitido dedicar más de 8 millones a proyectos de mejora para los vecinos de Atarfe. También defendió la legalidad de los trámites seguidos para la toma de posesión de la concejal del PSOE, recordando que dicho partido tuvo tiempo suficiente para designar al sustituto de Óscar González y que la credencial de la acta de la concejal socialista se recibió un día antes del pleno, sin que la propia afectada presentara ningún tipo de reclamación cuando se procedió a incorporar la toma de posesión en la siguiente sesión a convocar, el jueves 28 de septiembre.

En el siguiente video pueden ver el debate íntegro que incluye el segundo turno de intervención de los portavoces.