Un estudio relaciona por primera vez la contaminación con la muerte por infarto

Un estudio relaciona por primera vez la contaminación con la muerte por infarto

Un estudio del hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha concluido que los altos niveles de contaminación en esa ciudad tienen relación con un incremento de los infartos graves

Una investigación del Hospital Vall d’Hebron ha demostrado que los días con niveles altos de contaminación por partículas PM2,5 y PM10 hay más infartos con obstrucción total de la arteria coronaria, que son los más graves.

Jordi Bañeras, cardiólogo del Hospital Vall d’Hebron y autor principal del estudio explica que “estar expuesto a estos contaminantes hace que los infartos sean más graves y el efecto es acumulativo. La exposición desde cinco días antes hace que si sufres un infarto, sea más grave. Y hemos podido demostrar que también aumenta la mortalidad”.

Además han podido comprobar que si bajaran 10 miligramos por metro cúbico de aire los niveles de partículas, se evitarían por lo menos un 7,6% de las muertes que se producen durante las 24 horas posteriores a sufrir un infarto. En Barcelona esto supondría cinco muertes por infarto menos al año.

Es el primer estudio que demuestra que la contaminación agrava los infartos e incrementa la mortalidad en las primeras 24 horas tras un infarto con obstrucción total de la arteria coronaria.