La Mamá Noel de España, en Atarfe, abre las puertas de su casa en navidad

La Mamá Noel de España, en Atarfe, abre las puertas de su casa en navidad

Inmaculada Herrera y su marido invitan a visitar su casa, en Atarfe, que luce más de 6.000 piezas decorativas

Si hay alguien en Granada que disfrute con la Navidad es Inmaculada Herrera. Esta atarfeña de 54 años y su marido preparan durante todo el año los nuevos objetos con los que engalanarán su casa para estas fechas. La muestra comienza a instalarse a partir de mediados de octubre y para noviembre está preparada. Desde hace tres décadas Inmaculada colecciona ornamentaciones navideñas que ya suman más de 6.000. Fue hace 15 años por recomendación de amigos y familiares cuando esta granadina y su marido decidieron compartir su pasión por la Navidad con desconocidos. Inmaculada, explica que padece fribromialgia y que esta afición es para ella “como una terapia” que le “da la vida”.

La colección de Inmaculada no ha pasado desapercibida para algunos medios de comunicación nacionales y explica que es lo que ha atraído a gente de todos los puntos de la geografía nacional. También dice que es debido a los medios a lo que se debe su sobrenombre de ‘La Mamá Noel de España’ y que tiene registrado como marca.

Pero más allá de la popularidad alcanzada, lo que a Inmaculada le gusta es compartir cómo viven en su casa la Navidad, por eso abre las puertas de su hogar, situado en la calle Pablo Ruiz Picasso de Atarfe, todas las tardes de las 18.00 horas a 21.00 horas.

Pero Inmaculada no ha vivido la Navidad siempre de esta forma. Recuerda que cuando era niña y joven las navidades eran más austeras en su hogar, por eso, dice, que quizá es la causa de su ímpetu decorativo en estas fechas. Pero toda colección tiene un inicio y ése fue una figura de Papá Noel sentado en una silla. Ataviado de rojo, este muñeco fue el comienzo de esta vistosa compilación de objetos que ocupan ahora toda la vivienda. Es fácil identificar la casa. La fachada está forrada de luces; muñecos de Santa Claus, varios abetos navideños y guirnaldas decoran un pequeño patio frontal. En la entrada a la vivienda, el visitante es recibido por un gran belén al que no le faltan detalles mecanizados como un molino o un pozo. Pero es en el salón donde la decoración navideña lo llena todo: paredes, muebles, el suelo, hasta los retratos de familia y la lámpara han sido decorados. Por falta de espacio, Inmaculada y su marido han instalado una pequeña ciudad en un patio trasero, una urbe navideña en miniatura que es custodiada por un enorme muñeco de nieve elaborado con vasos de plástico.

Inmaculada presume de tener objetos en su colección de otros lugares. Hay un nacimiento de Perú, una pequeña corona navideña recuerdo de Nueva York, otro misterio de Polonia y regalos enviados desde Italia y Praga, entre otros lugares, cuando amigos y familiares estando de vacaciones han querido enriquecer la colección de la atarfeña. Tiene casi todo lo que ha visto y le ha gustado en decoración para estas fechas, salvo una cafetera de papá Noel, que no la compró en su momento y ya no la ha vuelto a encontrar. Pese a esta carencia, los más de 6.000 objetos parecen satisfacer las ganas de compartir la Navidad con conocidos y desconocidos a los que Inmaculada y su marido abren las puertas de su casa cada día con el objetivo de que los niños sean sorprendidos por tanta luz y color y los adultos vuelvan a sentir la Navidad como esos niños entusiasmados.

http://www.ideal.es/granada/provincia-granada/mama-noel-espana-20171225121851-nt.html