El califato de las redes sociales

El califato de las redes sociales

Tienen prohibido el paso a las redes sociales más extendidas de occidente –Twitter, Facebook e Instagram-, pero cuelan sus vídeos propagandísticos en otras como YouTube para que sus atrocidades recorran todo el mundo.

Algo que parece no ser suficiente para los simpatizantes del IS, que han creado su primera red social -o intento de ella- parecida a la de Mark Zuckerberg. Con una estética muy similar, y aunque en estos momentos está cerrada temporalmente, amenazan con que Khilafa Book será una plataforma para lanzar sus mensajes y poder reclutar partidarios de todo el mundo.

En la red se pueden leer frases que son una clara declaración de intenciones: «Amamos morir tanto como vosotros amáis vivir y prometemos luchar hasta el último de nosotros. Si tenemos que morir, el ser mártir es nuestro camino y las generaciones venideras lucharán hasta la victoria». Todo ello acompañado de un mapa sobre el que cae la marca del Estado Islámico y donde ahora se puede leer que el cierre «es temporal» para «proteger la información y detalles de sus miembros».

La polémica estuvo servida en Twitter.»Heavy. Urgente. Hay que bloquear la página por el bien del mundo, pretende seguir con atrocidades», anunciaba @2535944. O aquellos que daban un paso más: «El futuro de las guerras, las batallas en el ciberespacio: #Anonymous versus #Isis«.

Paralelamente, en otras plataformas sociales como foros, los seguidores del IS denunciaron que el califabook en realidad había sido creado «por los enemigos del yihadismo» para conseguir información, por lo que animaba a los suyos a no subir a la plataforma fotografías que pudiesen identificarlos.