MANIFIESTO DE LA PLATAFORMA 8M DE GRANADA

MANIFIESTO DE LA PLATAFORMA 8M DE GRANADA

La Plataforma 8 de Marzo lleva más de 20 años saliendo a la calle y denunciando en sus Manifiestos el discurso patriarcal, racista y neoliberal.


Este 8M, el movimiento feminista de Granada, unido al estatal e internacional, convoca a todas las mujeres para visibilizar la importancia de todos los trabajos que realizamos, no sólo en el ámbito laboral, sino en otros menos reconocidos como los cuidados, la educación y el consumo.
Este 8M paramos el trabajo remunerado y los estudios, el trabajo doméstico y de cuidados y el consumo para demostrar que sin nosotras ni se produce, ni se reproduce.
Hoy, todas juntas, paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

PARAMOS EL TRABAJO REMUNERADO. HUELGA LABORAL.

Como mujeres exigimos nuestros derechos basándonos en la Constitución de 1978, que reconoce la igualdad entre hombres y mujeres. Pese a ello, la brecha salarial alcanza el 32% en Andalucía. El techo de cristal (suelo pegajoso) dificulta nuestro acceso a puestos de decisión y poder. La pensión media de jubilación de una mujer es de 743 €, un 38% menos que la de un hombre, que ascienda a 1.197 €. Sólo el 65,8% de las mujeres con hijos e hijas a su cuidado trabajan fuera de casa, frente al 89% de hombres en la misma situación.

El adelgazamiento del tejido público, la privatización y subrogación de buena parte del empleo ha agravado la situación de precariedad de las mujeres. Nos unimos a las Kellys, las trabajadoras de Inditex, las empleadas de las residencias del País Vasco y tantas otras trabajadoras en lucha.

Reivindicamos:

Protección legal y normativa para que la maternidad no nos perjudique en el acceso, mantenimiento y promoción en el ámbito laboral, ni disminuya nuestras cotizaciones.
Permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y pagados al 100%.
Legislación específica contra la brecha salarial y los techos de cristal.
Derechos laborales para las trabajadoras del hogar, reconocimiento de la importancia y dignidad del trabajo doméstico y ratificación del Convenio 189 de la OIT que lo regula.

PARAMOS LOS MERCADOS. HUELGA DE CONSUMO.

Paramos de consumir y paramos los mercados. Construimos estrategias de consumo alternativo que respeten nuestros derechos y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra el cambio climático y en la preservación de la biodiversidad. Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos y apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Por todo ello,

Reivindicamos:
Dejar de consumir productos de marcas que apliquen la Tasa Rosa, señalándolas públicamente.
Reducir el IVA a los productos de primera necesidad para nuestra salud.
Acabar con la publicidad sexista. Nuestros cuerpos no son mercancía. Exigimos a los medios de
comunicación que den a nuestra imagen un tratamiento adecuado, con perspectiva de
género.
Situar en el centro de la economía y la política la sostenibilidad de la vida.
Consumir localmente como alternativa medioambiental y de desarrollo de una economía justa,
respetuosa con los pueblos y el planeta.
Fomentar el consumo de cultura creada por mujeres, facilitando el acceso a las que tienen pocos
recursos económicos.

PARAMOS EL TRABAJO DOMÉSTICO. HUELGA DE CUIDADOS.

La desigualdad y discriminación de las mujeres no es casualidad. La cultura patriarcal y el sistema capitalista nos han relegado a un segundo plano, confinadas en el ámbito privado y estandarizadas a través de roles y estereotipos de género. El trabajo doméstico y de cuidados, realizado mayoritariamente por nosotras, es imprescindible para el sostenimiento del sistema, ya que representa el 40% del PIB. En España, el 95% de las mujeres entre 25-49 años cuida y educa a sus hijas e hijos diariamente.
Hoy vindicamos un trabajo invisibilizado históricamente y hostigado social y políticamente, por su interrelación con la sostenibilidad de la vida y los derechos de las mujeres.

Reivindicamos:
Reconocimiento y redistribución del trabajo de cuidados como un bien social de primer orden.
Puesta en marcha de medidas de conciliación laboral y personal, con horarios adecuados.
Cotización a la seguridad social por cuidados de familiares dentro de la Ley de Dependencia.
Creación de una red de centros de atención a personas dependientes.

PARAMOS LA EDUCACIÓN SEXISTA, HUELGA ESTUDIANTIL

El sistema educativo es uno de los principales espacios de socialización en el que deberíamos crecer libres e iguales. Sin embargo, la educación obligatoria contribuye a crear y mantener los roles/estereotipos de género y los modelos de identidad sexual y de relación afectivo-sexual; y en la universidad se sigue evidenciando la división sexual en la elección de carrera y el techo de cristal en la investigación y promoción. Con esta huelga queremos devolver a la educación su función de transformación social. Por ello:

Reivindicamos:
Nuestro derecho a una educación pública, universal, gratuita, laica, feminista y de calidad, libre
de agresiones machistas y LGTBIfóbicas y de los valores heteropatriarcales que las
sustentan.
Garantizar una educación infantil (de 0 a 3 años).
Integrar la coeducación en todo el sistema educativo.
Formación en género obligatoria para el profesorado de todos los niveles educativos.
Situar la coeducación como eje sustentador de los debates de la Subcomisión del Congreso para
el Pacto Educativo y de la nueva ley educativa.

ERRADICACIÓN DE LAS VIOLENCIAS MACHISTAS, HUELGA GENERAL

Más de 1.000 mujeres han sido asesinadas por violencia machista en España en los últimos 14 años. ¡BASTA! de feminicidios, violencia sexual e institucional, agresiones, acosos, humillaciones, marginaciones y exclusiones. Es urgente erradicar todas las violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que sufrimos sea cual sea nuestra edad y condición. Para conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas necesitamos políticas efectivas que hagan realidad nuestra vindicación de Ni una menos,

Reivindicamos:
Dotación de recursos para el Pacto de Estado contra la violencia de género.
Pensión de orfandad para las hijas e hijos de víctimas de violencia machista.
Inadmisión de la demanda de custodia compartida cuando haya una sentencia de violencia
machista.
Justicia para Juana Rivas y para todas las Juanas.
Formación en materia de género para profesionales de instituciones públicas.
Libertad para movernos por todos los espacios y a todas las horas.
Derogación de la ley de reforma de la Administración Local para que los municipios recuperen su competencia en materia de políticas de igualdad y violencias machistas.

HOY, 8 DE MARZO
Denunciamos:
Los recortes en los sistemas que más nos afectan: salud, servicios sociales y educación.
La corrupción como factor agravante de la crisis cuyas consecuencias nos afectan especialmente.
La “justicia” patriarcal, que no nos considera sujetos de pleno derecho.
La grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos:
La renta básica, la plena igualdad de derechos y condiciones de vida y el total reconocimiento de
nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!
La huelga feminista no termina hoy:
¡SEGUIREMOS UNIDAS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!