DEL CULO A LAS TÉMPORAS (Y VICEVERSA)  Juan Alfredo Bellón

DEL CULO A LAS TÉMPORAS (Y VICEVERSA) Juan Alfredo Bellón

 

DEL CULO A LAS TÉMPORAS (Y VICEVERSA) Juan Alfredo Bellón para  EL MIRADOR DE ATARFE del DOMINGO 25-03-2018

Todos los años son singulares salvo los bisiestos, pero este de 2018 se lleva la palma y se la podrían entregar el próximo domingo porque, de pronto, se ha roto el designio que lo encuadraba, dentro los prototípos del cambio climático, con permiso del primo de Rajoy, como el campeón, por ahora, de la sequia. Tanto ha sido así, que el primer trimestre se nos ha pasado en un periquete porque empezó lloviendo y ha terminado lloviendo y saciando las necesidades hídricas de los campos, los ríos y las montañas y, sobre todo , de quienes allí habitamos.

Y tanta agua, además, ha caído suavemente, acompañada de mucha y dulce nieve, hasta conseguir los cuatro y cinco metros de altura, por ejemplo en La Hoya de la Mora y en otras zonas estratégicas de Sierra Nevada, como quien no quiere la cosa, y para qué decir del agua que ha caído poco a poco en la Sierra de los Alcornocales y otros puntos estratégicos demuestran fachada atlántica y ha llegado a provocar accidentes no deseables, como la muertes de varias personas y un guardia civil, por inundaciones, y la controvertida suelta de excedentes parece que negligente del pantano del río Cubillas que se ha llevado por delante buena parte de la cosecha de espárragos de las zonas de Láchar y Huétror Vega donde no ha andado nada fino el personal de la Confederación Hidrográfica del Genil y (por lo tanto) del Guadalquivir, o al menos eso parece.

Total que todo ha sido de pronto y en avalancha que, antes de que se persigne un cura loco, nos hemos metido en la primavera, en las Cruces de Mayo y en el Corpus y estaremos en brazos de San Juan, San Pedro, Santiago, en pleno verano, y Santa Ana y, hasta si me apuran, laVirgen del Pilar, el día de la Raza y el día de Todos los Santos y el otoño. Y acabaremos enfrascados el la meteorología de finales de año, de la Inmaculada, la Navidad, los Inocentes y otra vez la mismísima Epifanía y, dale Perico al torno, de nuevo rodará la rueda anual del Santoral y Cultos que nos trae del coro al caño y viceversa y Cristo que nos fundó y así sucesivamente, que parece que no vemos al tiempo pasar y corremos del culo a las témporas y viceversa, como quien no percibe que el tiempo se le derrite entre las manos, sobre todo, conforme avanzamos en la edad,,,

Y esta semana que hoy acaba es un ejemplo papable de eso que digo porque hemos terminado la Cuaresma, que casi no hemos sentido comenzar y, pasando como de puntillas por san José y el Viernes de Dolores, estamos ya instalados en el domingo de Ramos, el Jueves, Viernes y Sábado Santos, el Domingo de Resurrección y la Pascua Florida. Y dale que dale, vuelta a empezar,

por eso yo, que no profeso el Catolicismo en particular ni la religión en general, sí soy tanto del Santoral, porque sirve para acordarse de y felicitar a familiares y amigos, para saber cuándo se adelanta o se atrasa una hora en el reloj y cuándo la gente allegada cumple años o celebra sus efemérides familiares. Y todo ello lo asociamos con el tiempo y el cambiar del cielo, el sol, la luna y las estrellas y con el propio estado de nuestros sentimientos y los anhelos de nuestro corazón.

Así será bueno saber cuándo celebra su máster and comander en Financiación Autonómica doña Cristina Cifuentes, actual presidenta de la Comunidad de Madrid, esa parte de la tierra nuestra que, hasta que se ha hecho verdaderamente rica por los impuestos, casi no despertó el interés ni la codicia de nadie (leasé Esperanza Aguirre) y luego provocó la apetencia de currículo académico, tanto entre nuestros gobernantes, como para llevarlos a mentir sobre él en su obtención y dimensiones, como parece que ha sido el caso de doña Cristina, según acaba de denunciarse hasta el punto de poner en peligro las alianzas de poder en Madrid entre el Partido Popular y Ciudadanos. Y claro, Madrid bien vale un perjurio, y dos, y tres, y cuatro, y hasta tropecientos mil… Y vamos a ver por dónde anda la polémica para san Isidro, ese santo patrón tan rural antaño que se abría la bragueta y le salían espigas pero tan culto ahora que, si se la abre a mitad de la siesta, le sale un Máster and Comander con certificado de calificación cum laude.

Bien pronto se ha de ver en qué queda la cosa… del expediente de la Universidad de Rey Emérito y del aturrullamiento de las altas instituciones catalanas.

 

FOTO: La presidenta de la Comunidad de Madrid junto a Amalia Calonge, la trabajadora de la universidad que cambió sus notas. DEL ESPAÑOL.COM