El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos EN ANDALUCIA: listas abiertas, quitar aforamientos y puertas giratorias y limitar mandatos

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos EN ANDALUCIA: listas abiertas, quitar aforamientos y puertas giratorias y limitar mandatos

El acuerdo firmado entre PSOE y Ciudadanos recoge 72 medidas.Los documentos del acuerdo que han firmado Ciudadanos y PSOE-A para la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, contemplan un total de 72 medidas sobre regeneración democrática, reactivación económica y empleo y cohesión social.

El paquete de medidas para la regeneración democrática, transparencia y la participación ciudadana, recogido por Europa Press, entre otras medidas, contempla la eliminación de los aforamientos a nivel autonómico, así como la limitación de mandatos de los presidentes de las comunidades autonómicas, aunque no concreta a cuántos años.

Asimismo, dentro de la «necesidad» de una nueva ley electoral, asume que debería hacerse desde la idoneidad de incluir listas abiertas o desbloqueadas, proporcionalidad -el voto de cada ciudadano debe tener el mismo valor-, y reducir de los gastos electorales en un 50 por ciento.

También incluye que los partidos remitan a la Cámara de Cuentas y vía telemática su estructura y su contabilidad; que los cargos institucionales que perciban una retribución pública no cobren de sus formaciones, y que hagan pública la declaración de bienes, actividades e intereses y de las declaraciones anuales del IRPF, así como de su cónyuge.

Además, los partidos que se hayan financiado ilegalmente a través de actos de corrupción deben hacerse responsables patrimonialmente de dichos actos, y los cargos públicos responderán en su caso con su patrimonio y el delito será imprescriptible; a la par que deberán contar con órganos internos específicos anticorrupción.

Contra la corrupción

El paquete de medidas no menciona en ningún momento la situación del expresidente de la Junta Manuel Chaves, cuya renuncia al acta de diputado en el Congreso había sido el principal punto de desencuentro entre C’s y el PSOE-A para respaldar la investidura de Susana Díaz.

No obstante, sí contempla la necesidad de separar «de inmediato» a cualquier cargo público, electo o designado, que resulte imputado por corrupción política o que mienta o manipule su currículum o su cualificación profesional o académica, de igual manera que sostiene que las personas imputadas por corrupción política no formarán parte de listas electorales.

En la misma línea, entre las medidas, incluye la creación de una oficina de prevención del fraude y la corrupción; aprobar una Ley de buen gobierno y un estatuto de altos cargos; y también que sea incompatible ser parlamentario y el ejercicio de cualquier otra actividad profesional, como ya recoge la normativa vigente.

Según el texto, se reforzará la normativa para evitar «las llamadas puertas giratorias» a los responsables públicos y personal al servicio de la administración pública. Y para avanzar en la eficiencia y control de los fondos públicos que se destinan a ayudas, se aprobará una ley de subvenciones, y se reformará la Cámara de Cuentas.

Otro de los puntos para la regeneración democrática de la Administración es incluir en el Plan de Inspección de la Agencia Tributaria de Andalucía a aquellas entidades y personas implicadas en supuestos de corrupción.

También incluye reducir al mínimo del número de entes públicos y números de cargos directivos de las mismas, y hacer públicos los cargos directivos de estas empresas y sus remuneraciones; y limitar los cargos de libre designación a nivel 30, de manera que los puestos inferiores se acceda por oposición pública.

A tenor de este documento, la Junta deberá colaborar en las investigaciones judiciales y policiales que se puedan llevar a cabo sobre presuntos actos de corrupción cometidos por personal a su servicio; y también se personará en los procesos judiciales por corrupción cuando pueda existir menoscabo para la hacienda pública.

Para abrir las instituciones a los ciudadanos, el acuerdo recoge la aprobación de la Ley de Participación Ciudadana; poner en marcha de un portal de Gobierno Abierto; publicar en formato ‘open data’ y en tiempo real de toda la información que maneja y elabora la administración pública andaluza; y crear una Oficina Ciudadana en el Parlamento.

En otro orden de cosas, a tenor del acuerdo, se instará al Gobierno de la Nación, entre otros asuntos, que se modifique el Código Penal para ampliar el plazo de prescripción de los delitos por corrupción y también para tipificar el delito de financiación ilegal con responsabilidad penal de los partidos, sindicatos y organizaciones empresariales. Además, que se impida el indulto a los condenados por delitos de corrupción, fiscal, contable o económico.

Asimismo, una vez que se firma el documento, se va a constituir una comisión de seguimiento del acuerdo integrada por representantes de los partidos firmantes; a la par que queda abierto a la firma de las formaciones políticas que quieran adherirse.

Sobre Economía

De otro lado, para apoyar a autónomos, empresas y pymes, incluye una Ley del Emprendimiento y sendos planes de apoyo al emprendimiento y de actuación para el trabajo autónomo horizonte 2020; además de crear una Entidad Pública de Crédito, y reducir las trabas burocráticas.

Para fomentar el empleo, se aprobará la Ley de formación profesional y se creará una red de Centros de Formación Profesional; un plan excelencia de la Formación Profesional para el Empleo, y que la juventud sea un colectivo «prioritario» para la adopción de medidas específicas en materia de empleo.

Con todo, para reactivar los sectores económicos de Andalucía, aboga por aprobar una la Ley integral de Agricultura; impulsar la Alianza Andaluza por el Turismo; aprobar otro plan de Fomento del Sector de la Construcción; una estrategia energética y otra de Infraestructuras de Telecomunicaciones, así como fomentar la estrategia industrial y minera.

Mientras que sobre incentivos fiscales, las medidas pasan por implementar un plan de lucha contra el fraude fiscal y aprobar un plan específico para aflorar la economía sumergida; una la Ley del Mecenazgo; y reducir entre 2 y 3,5 puntos en el tramo autonómico del IRPF para clases medias y bajas.

Cohesión social

Entretanto, las medidas relacionadas con la cohesión social, recogen un pacto por la Educación andaluza y un plan para el éxito escolar que contempla contratar a entre 400 y 500 profesores de educación infantil, primaria y secundaria. Durante la presente legislatura, según el texto, se incrementará en 12.000 las plazas de educación infantil de 0 a 3 años, así como se aprobará un plan de desarrollo de las Lenguas 2015-2020.

También incluye un plan de I+D+i en el que se garantice el aprovechamiento del potencial investigador de las universidades públicas; además de extender el fraccionamiento del pago de las matrículas a ocho plazos y anticipos a los universitarios del dinero de las becas que corresponde abonar al Gobierno de la Nación, y crear de becas para la obtención del B1, vinculadas al nivel de renta.

Sanidad pública

Para garantizar una sanidad pública de calidad, el acuerdo incluye una Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público, un plan para mejorar las Unidades de Urgencias contratando a entre 400 y 500 sanitarios y reducir a 90 días el plazo máximo de garantía de respuesta quirúrgica a todos aquellos pacientes que necesiten ser intervenidos por enfermedades cardíacas.

De la misma manera, se va a promover desde Andalucía un Pacto de Estado para la aplicación de la Ley de Dependencia, que garantice una financiación suficiente y comprometa al Gobierno Central a reponer la financiación estatal al 50 por ciento; e incorporar al sistema a las personas en situación de dependencia moderada, aumentando en un 10% la financiación que Andalucía destina a dependencia.