Diferencias entre empresas comercializadoras y distribuidoras eléctricas

Diferencias entre empresas comercializadoras y distribuidoras eléctricas

Aunque los nombres inducen a confusión, los espacios que ocupa la comercializadora y la distribuidora en el sector eléctrico son distintos. ¡Descúbrelos!

¿En qué se parecen las peras a las manzanas? Las dos son frutas, su aspecto es similar, nos aportan vitaminas… pero no son lo mismo. Algo así pasa con las dos empresas responsables de que la electricidad llegue a tu casa o a tu empresa: la comercializadora y la distribuidora. Hace tiempo os explicamos las diferencias principales y la mayoría no han cambiado pero hoy vamos a repasarlas y a añadir las novedades.

2 claves para empezar

1. Normalmente la mayoría de usuarios denomina a cualquiera de estas dos actividades con un mismo nombre muy poco concreto: “compañía de la luz”. Una segunda versión es llamarlas “eléctricas”. Ninguna de las dos es adecuada y no lo decimos por capricho o por dárnoslas de eruditos. Es muy importante que sepas cómo se llama cada una, qué hace y a cuál de las dos dirigirte dependiendo de cada caso.

2. También es esencial saber que en España existen 5 compañías que dentro del sector eléctrico se conocen como “Las Grandes”. La teoría dice que deberían tener sus actividades bajo nombres diferentes (son casi los mismos), siendo empresas totalmente independientes pero ahora mismo todas ellas tienen “divisiones” Distribuidoras, Comercializadoras de Referencia (antes llamadas de Último Recurso) y  Comercializadoras del Mercado Libre. Al margen de estos grandes grupos encontramos otras distribuidoras y comercializadoras independientes. Veamos qué es todo esto.

¿Qué es una distribuidora?

Es la compañía que posee la infraestructura para hacer llegar la luz en Baja Tensión a una zona determinada. Son dueños y responsables de la red eléctrica y si tenemos el contador en alquiler (que es lo más habitual), también de ese aparato.

Teniendo esto en cuenta, estas son sus responsabilidades:

Mantener las redes de Media y Baja Tensión.

– Garantizar la calidad del suministro eléctrico.

Solucionar averías (por lo general se hacen cargo únicamente de las que tengan origen fuera del domicilio o local afectado).

Mantener los equipos de medida (contadores y maxímetros) que estén en régimen de alquiler.

Realizar la lectura de los contadores y facilitarla a la comercializadora de cada usuario eléctrico (actualmente, cada dos meses).

– Hacer efectivas altas y bajas de suministros, cambios de titular y cambios de potencia o tarifa a petición del cliente, que a su vez lo solicita a la comercializadora.

Esta compañía no se puede elegir, es la que “toca” por zona. La gran mayoría de la red está cubierta por las distribuidoras de las 5 grandes (Endesa Distribución, Iberdrola Distribución, Gas Natural Distribución, EON Distribución y EDP Distribución) aunque existen distribuidoras independientes

¿Qué es una comercializadora?

Esta es la compañía que sí puedes elegir. Es la que te da el servicio, haciendo llegar la electricidad a tu hogar mediante la red propiedad de la distribuidora de tu zona y facturándote dicho servicio. Elijas la que elijas y aunque cambies, la distribuidora siempre será la misma.

La comercializadora se encarga de lo siguiente:

Comprar la electricidad en el mercado mayorista.

Proporcionar el suministro eléctrico a los clientes finales mediante la red de la distribuidora de la zona.

– Facturar el servicio mediante las lecturas que le envíe la distribuidora de cada cliente (facturación en la que se cobran varios conceptos a parte del consumo que marca la lectura y que se reparten entre los agentes del sector).

– En el caso del Mercado Libre, fija las tarifas eléctricas.

Hay dos tipos de comercializadoras, las de Referencia y las de Mercado Libre. Las más conocidas son las de Referencia (anteriormente llamadas de Último Recurso por ser las únicas en ofrecer la desaparecida Tarifa de Último Recurso –TUR-), pertenecen al llamado Mercado Regulado, cuyos precios regula el Gobierno y actualmente ofrecen el PVPC un precio variable que depende de la oferta y la demanda. Son las comecializadoras de las 5 grandes.

Estas corporaciones también tienen Comercializadoras del Mercado Libre, el segundo tipo, que fijan sus propios precios, eso sí, teniendo en cuenta el precio del mercado y aplicando ciertos costes regulados que determina el Gobierno. Son las que ofrecen precios fijos, el tipo de precio en el que confiamos en Holaluz para cliente doméstico:

Nosotros preferimos la estabilidad y sencillez de nuestros precios fijos, ¿y tú?