El Ayuntamiento remitirá a la Junta los estudios de los barrancos para que se incluyan como prioridad en el plan de prevención de riadas

El Ayuntamiento remitirá a la Junta los estudios de los barrancos para que se incluyan como prioridad en el plan de prevención de riadas

Desde el Ayuntamiento de Atarfe se ha puesto en marcha un servicio especial de atención en el Centro Cultural Medina Elvira, en horario de mañana y tarde, para recabar información y ayudar en la tramitación de posibles indemnizaciones.

Las familias afectadas que no dispongan de seguro en su vivienda deben cumplimentar el modelo de instancia que pueden recoger en la oficina o descargarse en la web el Ayuntamiento, haciendo constar los daños ocasionados (Ver enlace). También deben acreditar la titularidad de la vivienda y aportar una serie de documentación que el Ayuntamiento tratará de facilitar. Técnicos municipales se trasladarán a las viviendas que no dispongan de seguro para realizar un informe sobre los daños.

Desde el área de Mantenimiento se realizan antes del periodo de lluvia labores de mantenimiento y limpieza en el barranco y acequias. De la limpieza de los imbornales se encarga Aguasvira, a la que los vecinos pueden llamar (Tf.: 958436742) cuando observen obstrucción del alcantarillado. También pueden ponerse en contacto con el área de Obras y Servicios del Ayuntamiento que trasladará las peticiones a Aguasvira.

Actuaciones del Ayuntamiento de Atarfe

Sobre las actuaciones que está llevando a cabo el Ayuntamiento para solucionar un problema “complejo” que tiene su origen en el desarrollo urbanístico “incontrolado” de años anteriores, el equipo de gobierno quiere informar a los vecinos de Atarfe del estudio sobre el riesgo de inundación en el núcleo urbano que se presentará antes de diciembre de diciembre de 2018 a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que se incluya en el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos Andaluces (PCAI) de cara a que se lleven a cabo las infraestructuras necesarias para evitar riesgos a los vecinos de las zonas afectadas.

Se trata de un exhaustivo informe que servirá de base para solicitar a la Junta de Andalucía que se contemplen como actuaciones prioritarias las obras de ingeniería que deben realizarse en los barrancos del Canalillo y la Cañada. Este último se encargará en breve.

Una de las principales conclusiones del estudio sobre el riesgo de inundación en el núcleo urbano de Atarfe guarda relación con la modificación del cauce original del Barranco del Canalillo debido a las actuaciones urbanísticas llevadas a cabo en los últimos años.

El estudio del Barranco del Canalillo ha sido elaborado por GIS4tech Sistemas de Información Geográfica aplicados a la Ingeniería y al Urbanismo S.L., una Spin-Off de la Universidad de Granada que en la actualidad trabaja en las alternativas para buscar una solución al sistema de drenaje que evite en un futuro inundaciones.

Como puede observarse en el video de simulación de inundaciones, en caso de fuertes lluvias, el caudal del Barranco del Canalillo se desborda desde su trazado o cauce natural, antes incluso de llegar a las instalaciones existentes para el desvío y encauzamiento del mismo. Los responsables del estudio sostienen que tanto las instalaciones como el tubo de diámetro resultan “insuficientes” para recoger la caída de agua en situación extrema.

Como consecuencia de ello, parte del núcleo urbano y de diversos sectores del planeamiento urbanístico, que se sitúan al este y sur del municipio, sufren los efectos de las avenidas de agua.

El estudio concluye que para garantizar un adecuado comportamiento del sistema de drenaje resulta necesario acometer su redimensionamiento, así como plantear un plan de mantenimiento de limpieza de los cauces y tuberías que mantenga intacta su capacidad de evacuación.

Reunión con Aguasvira

Junto a la elaboración de los estudios que se trasladarán a la Junta para obtener inversiones con las que hacer frente a las lluvias, el gobierno municipal ha mantenido una reunión con Aguasvira para que contemple mejoras en la zona afectada que reduzcan el impacto en caso de inundaciones.

También es necesario que los vecinos adopten medidas de prevención hasta que no se logre una solución definitiva por parte de las administraciones. En la medida de lo posible, los propietarios de las viviendas deben contar con válvulas antirretorno, bombas de achique de agua y compuertas que obstaculicen la entrada de agua.