El 1º de Mayo en que reinó Mariana Pineda

El 1º de Mayo en que reinó Mariana Pineda

Un magnífico reportaje que recuerda la celebración en Granada del Primero de mayo de 1931, dos semanas después de la proclamación de la II República, que congregó a una multitud en las calles de la capital, que volvió a repetirse el 26 de mayo, en el centenario de Mariana Pineda.

  • La Fiesta del Trabajo de 1931 y el 26 de mayo del mismo año se registraron dos manifestaciones en Granada que rondaron los 60.000 asistentes, un récord no superado desde entonces

Cada Fiesta del 1º de Mayo ha tenido su lema, según la problemática o motivo del momento. Y un número de asistentes variables a la manifestación de Granada capital. He visto todas las manifestaciones del 1º de Mayo desde la Transición y no creo que ninguna haya sido tan masiva como las que nos cuentan las crónicas que fue la del año 1931. Hablan de hasta 60.000 personas abarrotando la capital. Ayer se pedía trabajo digno, pensiones justas e igualdad de géneros.

La II República tenía sólo dos semanas de vida. Se había instaurado un gobierno provisional, una corporación flamante y al ayuntamiento recién renovado. El nuevo régimen estaba de estreno tras la caída de la monarquía, la gente tenía ganas de libertad y de expresarse. También ganas de pan y trabajo. Todo era ilusión. Los dirigentes de los partidos de izquierdas y los sindicatos eligieron como bandera, además de la tricolor, la figura de la heroína Mariana Pineda. El 26 de mayo de 1931 iban a cumplirse los 100 años justos de su ejecución en el cadalso; sólo por haber bordado una bandera liberal. La nueva Granada salida de las elecciones municipales elaboró un completo programa de actos en torno a Mariana Pineda y lo que significaba; se comenzó con la manifestación exagerada del 1º de Mayo, a ella dedicada, pero también supuso el comienzo de actividades que se prolongó durante todo el mes, hasta el 26.

En aquel mes de mayo de 1931 se registraron dos enormes manifestaciones en las que, por vez primera, se dieron cita prácticamente todos los colectivos y pueblos de la provincia; la gente llegó en camiones, camionetas e incluso andando desde los lugares más cercanos. Para empezar, la manifestación del 1º de Mayo la encabezaba una gran corona de flores con los colores de la enseña republicana; la seguían mujeres representando a sindicatos, administración y trabajadoras de la compañía Telefónica. Fue una de las primeras ocasiones en que las mujeres salieron a la calle para reclamar su derecho a votar (que no llegaría hasta tres años después). No sólo las crónicas dicen que aquella manifestación del 1º de Mayor fue la más grande registrada con ese motivo proletario, sino que también se aprecia en las fotografías. También fue la primera vez en que la prensa nacional hizo referencia al Primero de Mayo de Granada, aunque destacando más el hecho diferencial de que se había aprovechado para homenajear a Mariana Pineda.

La manifestación recorrió la Gran Vía desde el centro hacia el Triunfo; bajó por San Juan de Dios y regresó por Mesones (entonces llamada poeta Zorrilla). El colectivo de jardineros se dirigió después a la plaza Mariana Pineda para colmar de flores su monumento. Los medios de comunicación resaltaron la ausencia de presencia policial y de guardias civiles. No se registró ningún altercado.

Estampa le dedicó su portada y dos páginas interiores a hablar de la manifestación y homenaje en el primer centenario de Mariana Pieneda.

Crónica del 1º de Mayo de 1931, el más masivo de la historia de Granada. Fuente: El Defensor de Granada.

Macromanifestación de Mariana Pineda

Una manifestación de similar estilo se repitió el día 26 de mayo de 1931. En este caso, el personaje central fue Mariana Pineda. Se sumaron el colectivo eclesiástico, con el deán López-Dóriga al frente (salió elegido diputado republicano), la Base Aérea de Granada con sus aviones sobrevolando la Catedral, los militares, 129 colectivos profesionales con sus banderas, todos los ayuntamientos de la provincia y decenas de miles de personas que abarrotaron las calles.

Nunca hasta entonces, el periódico republicano El Defensor de Granada había dedicado una  página y media a tratar un asunto (publicaba cuatro a diario). En este caso lo hizo de manera elogiosa y sumamente entusiasta. Se hicieron ofrendas de flores en la cripta de la Catedral donde está enterrada la heroína, y discursos y homenajes frente a sus monumentos, en el Triunfo y en su plaza. Por la tarde, el ministro Fernando de los Ríos se subió al balcón del Ayuntamiento y habló de Mariana Pineda y de libertad hasta que su voz se lo permitió. También la prensa de Madrid prestó atención al evento y publicó páginas especiales dedicadas a Mariana Pineda. Eran tiempos en que los medios nacionales no sólo se acordaban de Granada para sacarla en sus páginas de sucesos, como ocurre ahora.

El pueblo de Granada tenía muy actualizada la figura de su heroína Mariana Pineda. El motivo no era otro que dos años antes, Federico García Lorca había estrenado su obra Mariana Pineda en el Teatro Cervantes, con rotundo éxito de la actriz Margarita Xirgú. A partir de entonces, todos los Corpus durante la II República era representada la obra.

Si ayer se veía un gentío por Gran Vía (dicen que 9.000 personas la llenaban), me pregunto cómo serían aquellas manifestaciones de 60.000 almas.

Página de Mundo Gráfico donde se recogen tres momentos de calles y plazas abarrotadas con motivo de la manifestación del 26 de mayo de 1931: Fernando de los Ríos habla desde el balcón del Ayuntamiento; concentración en el Triunfo ante el lugar del cadalso; y en la plaza Mariana Pineda.

Una de las dos páginas que El Defensor dedicó a narrar el desarrollo del homenaje a Mariana Pineda en mayo de 1931.

G. P. F.

http://www.elindependientedegranada.es/cultura/1o-mayo-que-reino-mariana-pineda