“El 5 a las 5” por Alberto Granados

“El 5 a las 5” por Alberto Granados

Próximo el deia 5 del 5 Fuente Vaqueros volverá a celebrar ese día, Traemos al Mirador un árticulo de nuestro colaborador Alberto Granados que revive el realizado en el año 1976.

En junio de 1976 Franco acababa de morir (20/11/1975), Carlos Arias Navarro estaba en la Presidencia del Gobierno (lo que se valoraba como casi una sucesión encubierta) y los grises eran soltados, como perros de presa, para dar leña a mansalva en cada cosa que los jerarcas del Régimen (por cierto, con Fraga en un papel represor estelar) entendieran que atentaba contra lo que cínicamente llamaban el “orden público”.

En mitad de ese ambiente histórico un grupo de intelectuales granadinos, con el poeta José García Ladrón de Guevara a la cabeza, convocaron el primer “5 a las 5“, un gran homenaje a Federico en el Paseo de García Lorca de Fuentevaqueros, el día 5 de junio a las 17,00 h. para celebrar el nacimiento del poeta y, de paso, mostrar su oposición al régimen que lo había asesinado impunemente.

Fue un gesto que aún perdura y que ha hecho desfilar a lo mejor de la música comprometida. Fue también un desafío: aquel primer “5 a las 5” los tejados de las casas que rodean el paseo lorquiano estaban ocupadas por puestos de ametralladoras y números de la Guardia Civil para disuadir a la población asistente y dejar claro que si había el menor conato subversivo, se haría fuego. Rector de la Universidad, periodistas, intelectuales y todos los que tenían alguna relevancia en la ciudad presionaron sobre el Gobernador Civil, que finalmente accedió a retirar todo el aparato represor y dejarlo en segunda fila, siempre al acecho, por si tenían que intervenir.

Hoy, día 5 de junio, quiero recordar aquellos hechos. Han pasado 36 años y muchos de quienes me leéis no conocéis esta parte de nuestra reciente historia. En este tiempo, la sociedad española ha cambiado,  es una democracia estable, si bien enturbiada continuamente por la derecha (¿hace falta recordar que Falange mantiene un vergonzoso homenaje a José Antonio en Bibataubín, o que se les niega la decencia a los muertos de la Memoria Histórica o que se ha apartado a Garzón de la carrera judicial o…?).

También deseo recordar a Federico a través de uno de los poemas que le dedicó Rafael Alberti.

SOLEARES DEL QUE NUNCA FUE A GRANADA

Mis ojos que tanto vieron,

nunca llegaron a ti

porque para ti murieron.

 Ven a Granada. Y Granada,

que estaba cerca, qué lejos

se fue aquella madrugada.

Ven en el verano. Y era

verano cuando en Granada

murió aquella primavera.

Ya sólo la puedo ver

como una fuente que llora

desde aquel amanecer.

Como una torre de pena

sobre el jardín donde el agua

en llanto se desmelena.

Como una flor escondida

que en cuatro muros de cal

sueña que pierde la vida.

Como fruta ensangrentada,

fruta en el atardecer

del que nunca fue a Granada.

(Rafael Alberti, “Fustigada luz” [1972-1978])

 

 

No se puede olvidar el espíritu de “el 5 a las 5”, ni bastardearlo apropiándose del nombre, como han hecho los de Manos Limpias. Por eso hoy lo recuerdo para vosotros.

Alberto Granados