ATARFE: Limpieza y rehabilitación de la flora y fauna del estanque en el parque Ramón Gardón

ATARFE: Limpieza y rehabilitación de la flora y fauna del estanque en el parque Ramón Gardón

La actuación sobre el estanque, que asesora un biólogo especialista en ecosistemas acuáticos y técnicos de la Diputación, contempla la introducción de flora y fauna autóctonas, y mejorará su mantenimiento.

El parque Arquitecto Ramón Gardón permanece cerrado desde hoy para llevar a cabo en distintas fases un proyecto de naturalización del estanque que mejorará su mantenimiento y permitirá convertir el lugar en un espacio para la observación y el aprendizaje de flora y fauna autóctonas.

Las Concejalías de Medio Ambiente y Obras y Servicios han iniciado la limpieza del estanque con la ayuda de técnicos y operarios municipales y el asesoramiento de un biólogo especialista en ecosistemas acuáticos y técnicos de la Diputación de Granada, que recomiendan la “naturalización” para poner fin a los “problemas de degradación de sus aguas” por la presencia de especies invasoras dañinas.

“El objetivo del proyecto es convertir el estanque en un ecosistema que se autoregule y se mantenga permanentemente en un estado óptimo de limpieza, evitando la proliferación y asentamiento de especies exóticas invasoras que, además de ser perjudiciales a nivel ambiental, generan muchos problemas de suciedad y de salud”, argumenta la concejal de Medio Ambiente, Gloria Casado.

El primer paso será la extracción de los peces que habitan en el lago artificial y que están catalogados entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas, según la Comisión de Supervivencia de Especies de la Unión Mundial para la Naturaleza, para las que la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad prevé medidas de gestión específica –incluido su control o erradicación- por la grave amenaza que suponen para las especies autóctonas, siguiendo en todo momento el protocolo que contempla la ley para estos casos.

A continuación se procederá a la retirada de los lodos que se sustituirá por sustrato mineral para la posterior revegetación del lago, que se hará por fases. Dentro del objetivo de recrear el hábitat de la Vega se introducirán anfibios y reptiles autóctonos como la rana y el sapo común, el gallipato, el sapillo pintojo y el galápago leproso como principales controladores de mosquitos, para lo cual se han solicitado los oportunos permisos de la autoridad ambiental competente, en este caso la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La actuación se realizará de forma gradual para que el futuro estanque esté en todo su esplendor en primavera, una vez que se introduzcan las especies vegetales y animales autóctonas.