LA QUE HABITA EN LA CARRERA  por JUAN ALFREDO BELLÓN

LA QUE HABITA EN LA CARRERA por JUAN ALFREDO BELLÓN

LA QUE HABITA EN LA CARRERA por JUAN ALFREDO BELLÓN para EL MIRADOR DE ATARFE del domingo 16-09-2018

No me negarán ustedes que la meteorología anda dando tumbos durante este verano haciéndonos tragar tanta referencia al calentamiento global como hemos proferido durante 2018 sin darnos cuenta de que el león no estaba siendo tan fiero como lo veníamos pintando y de que, no por mucho empeñarnos en contradecir a Trump, iba a amanecer más temprano. Bueno, a Trump, a Aznar, a Rajoy y a su primo y a los mayores de cada familia y a los políticos más tradicionales del arco parlamentario de este universo mundo, sea o no reconocido su sistema político como democracia real en la acepción más estrecha de esas palabras.

Lo cierto es que las recientes Cabañuelas han tenido a gala hacernos creer que con las aguas de abril y el sol de mayo, junio, julio y agosto, algunos brotes tiernos les han nacido a nuestros pobres olmos secos y esto rompía claramente las tesis de la tendencia inexorable a la desertización, y se anunciaba por fin un aumento plubliométrico que nos hacía pensar en un otoño y un invierno de los de antaño, cuando cualquier tiempo pasado fue mejor y sobre todo, cuando llovía, con más regularidad y como Dios manda.

Porque es verdad que este último año agrícola está desenvolviéndose dentro de una cierta normalidad respecto de los patrones meteorológicos del pasado y esto vale decirlo también para la pasada primavera, el verano y, desde luego, para el presente otoño-invierno que, en lo que respecta a las expectativas inmediatas, esta transcurriendo dentro de los cánones de precipitaciones y temperaturas acostumbradas para este mes de la Patrona, pues parece haberse vuelto a la normalidad preotoñal acostumbrada en las primeras fechas septembrinas.

Y también, casi igual que los chapuzones y las tormentas, han caído los titulares de dos ministerios del Gobierno nacional (ahora le ha tocado a los socialistas) por un quíteme usted de allá ese máster con convalidaciones sospechosas o documentación irregular, que permiten pensar que todavía no ha terminado la aparición de nuevos fraudes con la consiguiente y obligada depuración de responsabilidades que, en lo respecta a la gobernación de la ciudadanía, pueden tocar muy de lleno a la dirección de PP y a su flamante presidente Pablo Casado. Y por pensar en que este asunto tiene que reaparecer más pronto que tarde entre los favoritos de la política española, ahora que el PP está tan de capa caída y más aquí en Granada donde las fullerías de su presidente Sebastián Pérez han llevado a un juez a impugnar el resultado de un Congreso Provincial a instancias del concejal Juan García Montero. Cómo será el estado de postración y aislamiento político del Presidente Provincial cuestionado, que esta misma semana el tal Sebastián Pérez se ha hecho fotografiar por la prensa con el Presidente Nacional Pablo Casado prestándole su apoyo orgánico, él que con la resaca de la marcha de Rajoy y de Sainz de Santa María tampoco está para tirar tiros.

Así que todos andan a la espera del día de la Patrona, el último domingo del mes, cuando sale a su Carrera para extender el manto de árnica sobre sus lacayos dolientes que hasta hace dos días escupían por un colmillo y ahora les ha tocado bailar, si es que bailan, con la más fea. Porque así se ve lo poco dura la abundancia en la casa del rico y, cuando pierde por sorpresa una moción de censura, que la vida también es larga y azarosa para él y, a quien Dios se la dé, san Pedro se la bendiga.

ADDENDA AL ARTÍCULO LA QUE HABITA EN LA CARRERA del viernes 13-09-2018 [Hay que añadirlo, circunscrito en una orla como las de las esquelas, este texto al final del artículo:]

Españoles y españolas, amado público en general: son las diez menos diez de la mañana del viernes 13 de septiembre de 2018 y acabo de escuchar en la radio que hoy se va a someter a votación en el pleno del Congreso de los Diputados la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos concluyendo así finalmente la llamada Transición a la Democracia después de la muerte del Dictador tras lo cual se puede dar por terminada la época del Franquismo y del Post Franquismo. Que Dios y su santa Madre la Virgen de las Angustias nos protejan y nos cojan confesados porque ya se puede decir que la Guerra Civil ha terminado y que yo, que ya no creía llegar vivo a verlo, estoy pudiendo anunciarlo y celebrarlo. ¡Viva España!