ENSUCIANDO LA VERDAD  Por JUAN ALFREDO BELLÓN

ENSUCIANDO LA VERDAD Por JUAN ALFREDO BELLÓN

ENSUCIANDO LA VERDAD Por JUAN ALFREDO BELLÓN para EL MIRADOR DE ATARFE del domingo 23-09-2028

Como se esperaba, la comparecencia de Aznar ante la Comisión informativa del Congreso de los Diputados sobre la financiación irregular del PP ha sido el plato fuerte de la semana y el punto informativo estelar, aunque sus respuestas a las preguntas de Pablo Iglesias y Rufián sobre las finanzas de su partido, en su mandato, no consiguieron más que sacar de quicio a sus inquisidores y, ante la arrogancia y cerrazón del encuestado, no aclarar lo de la llamada caja B y la segunda contabilidad del partido.

Según cuentan las crónicas directas, la actitud de Aznar fue altanera y chulesca en cuanto a su estilo comunicativo, y desafiante, de acuerdo con su carácter personal, trabándose agriamente con los parlamentarios Iglesias y Rufián sobre la financiación y el funcionamiento irregulares del PP, según se afirma en la sentencia judicial referida al partido en tiempo de la presidencia de Mariano Rajoy y, consecuentemente, del propio Aznar, que eludió insistentemente toda responsabilidad personal en los hechos referidos, cargándola de forma reiterada en los sucesivos resposables de finanzas nacionales de su partido.

Inmediatamente, la Cadena SER y otros medios afines introdujeron la noticia de las irregularidades detectadas en la administración del famoso máster cursado por Pablo Casado en la polémica Universidad Rey Juan Carlos, lo que provocó la intervención del Rector Presidente de la CREA y una acalorada tertulia sobre el control y censura en las cuentas de los másteres universitaros oficiales y el modo como gastan el dinero en la dichosa Universidad a la que no parece que le hayan puesto el nombre al tuntún. Y luego, para colmo, descubren en una conferencia de Pedro Sánchez una cita a ciegas, quiero decir una cita de varias líneas, sin decir que lo es, ni de quién ni entrecomillada. En fin, gazapo aunque no de los mayores lo que viene a decirnos lo mal que está la ética inter nos.

Y luego lo de esa joven golfista española asesinada y parece que violada en USA que se defendió con uñas y dientes a diferencia de Santa María Goretti (o tempora, o mores) hay que ver cómo cambian las costumbres con el paso del tiempo, y pensar que el asesino la violó y la mató aleatoriamente: salió a dar un paseo por el hoyo 18 y pito pito, gorgorito… No son nadie por aquellos lares, solo que, por ser mujer, tuvo mayor penalización. Mientras que en Granada, siguen las tormentas otoñales, se inundan calles, bajos y cocheras, no se desconvoca la huelga del metro y se tienen que subir las compuertas del Genil a su paso junto a la Patrona que ya espera su procesión y ha puesto en venta las tortas de su nombre (de azúcar y crema o cabellode ángel) y las acerolas y similares cuyos huesos usábamos de pequeños, lanzados con un canuto, para sacarles las carreras a las mocicas en las medias de cristal, ¡no hay que ser machistas…! Casi tan nocivos como las tarifas de la luz y la esperanza de una nueva fiscalidad más popular y sálvese quien pueda.

Mientras que los populares (¿?) trabajan a marchas forzadas para hacer volver las aguas a su cauce y evitar a toda costa la martingala legislativa de Pedro Sánchez para invalidar el veto del Senado y así hacerle la pirula a la reacción, subiendo el techo de gasto y ampliando las medidas sociales que fueron presentadas en el mostrador de iniciativas parlamentarias, a última hora, casi al cerrar la ventanilla, con nocturnidad y alevosía. La oposición echaba chispas, como laTarasca.

Y que este Gobierno es la hostia: ¿pues no que la ha tomado con la jerarquía católica y quiere anular la inmatriculación de los bienes eclesiásticos rapiñados por la Iglesia a finales del siglo XX? Parece que les ha hecho la boca un fraile. Pero no hay verdad duradera que no la hayan hecho mentira estos bastardos. Y aquellos. Todo tiene su porqué y no hay verdad que cien años dure ni cuerpo que lo resista. ¿Hasta dónde habrá de llegar esto?¿Cuándo acabarán los dogmatismos?

¿Y qué pasará con Europa en veinte años? ¿Y con el mundo? ¿Qué será de los dogmatismos

mundiales con sus correspondientes lideratos? Lo peor de todo es vivir en una región universal como Abndalucía y tener que estar sentado a la puerta de la casa esperando ver pasar el cadáver del enemigo en el coche de caballos blancos y negtros, y el cocherito lerén, en el pescante, lerén.