300 organizaciones españolas piden el veto mundial de los vientres de alquiler

300 organizaciones españolas piden el veto mundial de los vientres de alquiler

Los colectivos de mujeres reclaman al Gobierno una postura común en la ONU. Demandan que se anule la publicidad y que se persiga a los intermediarios

Representantes del Gobierno español acudirán a Nueva York a la sesión anual de la Asamblea de Naciones Unidas. Cerca de 300 organizaciones de mujeres integradas en la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres (RECAV) les han hecho un encargo: que promuevan una prohibición global de los vientres de alquiler y “frenen” los intentos de legalización de esta práctica.

La red ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados una propuesta en la que recuerda que el alquiler de vientres —la técnica por la que una mujer gesta y pare el hijo para un tercero, también llamada gestación subrogada— “es una grave violación de los derechos y la dignidad de las mujeres y menores” y una forma de “explotación reproductiva”. Y piden ayuda al Gobierno del PSOE, también contrario a esta práctica que no es legal en España, aunque se estima que cientos de bebés provenientes de otros países son registrados como hijos de parejas españolas. Recientemente, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, la comparó con el tráfico de órganos y de menores.

Las organizaciones reclaman revisar las normativas de inscripción de los menores y que se prohíba la publicidad y la intermediación. Y solicita que los países participantes en la asamblea consideren retirar las aportaciones económicas a dos agencias de la ONU que apoyan “de forma más o menos velada” la legislación de los vientres de alquiler: el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, en sus siglas en inglés) y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organizacion de Naciones Unidas (OHCHR).

La ONU no tiene una postura oficial sobre los vientres de alquiler, según explican portavoces de las citadas agencias y de ONU Mujeres. La RECAV ha dado la voz de alarma basándose en el testimonio de un trabajador de Naciones Unidas, que alerta de negociaciones para apoyar la regulación en países en desarrollo que la organización niega. Y también en un informe reciente de la Relatora Especial de la ONU sobre la Venta y la Explotación Sexual de Niños en el que recomienda legislar la subrogación “altruista” (aquella en la que supuestamente no media compensación económica a la madre gestante).

El informe de la relatora admite que estas suelen provenir de países pobres y quienes alquilan su vientre de economías saneadas y recoge casos de abusos como el empleo de madres de alquiler de la India y Tailandia por delincuentes condenados por delitos sexuales de Australia e Israel o el uso por un hombre japonés adinerado de 11 madres de alquiler que dieron a luz a 16 niños en Tailandia y la India. Pese a todo, aboga por la “regulación adecuada” de la gestación altruista. Un portavoz de la ONU recuerda, no obstante, que el informe no recoge la posición oficial de la agencia porque los relatores son asesores externos. Admiten reuniones con Gobiernos de países en desarrollo para hablar de este asunto, pero “no tratando de legalizarlo sino para asegurar que los derechos de las mujeres estén garantizados en los países en los que ya es legal”, asegura Emily Filmer, consejera de la UNFPA.

Las integrantes de la RECAV creen que regular los vientres de alquiler supondría la proliferación de abusos, como pasa con la prostitución en los países donde está regulada y ha aumentado la trata. “No se puede hablar de altruismo cuando se firma un contrato previo, compensaciones económicas y renuncia a derechos fundamentales de las mujeres”, replica Alicia Miyares, portavoz de la RECAV, que está recabando apoyos de organizaciones de mujeres de otros países a su manifiesto para conseguir el apoyo de otros Gobiernos.

Debate “sosegado”

El presidente de la asociación Son Nuestros Hijos, Marcos Jornet, ha pedido este martes al Gobierno un debate “sosegado” y “lejos de los extremismos”, y que asuma la tarea de regular la gestación subrogada “con responsabilidad, de forma ética y garantista, en lugar de seguir mirando hacia otro lado ante una realidad social que es imparable”. “Que escuche a las mujeres que han decidido libremente ayudar a otros a formar sus familias”, ha declarado Jornet a Europa Press.

https://elpais.com/sociedad/2018/09/18/actualidad/1537292003_597176.html?id_externo_rsoc=FB_CC

FOTO:
Albert Rivera (con chaqueta azul), sorprendido en Málaga por las activistas de Femen, que le reprochan su propuesta de regular los vientres de alquiler. daniel pérez EFE