NO A LA IMPUNIDAD, ENMIENDA AL SISTEMA JUDICIAL PATRIARCAL

NO A LA IMPUNIDAD, ENMIENDA AL SISTEMA JUDICIAL PATRIARCAL

Manifiesto de la PLATAFORMA 25N DE GRANADA con motivo del dia internacional contra la violencia de genero

Hoy, 25 de Noviembre de 2018, NOS REPETIMOS. La persistencia de la violencia de género, principal atentado contra los derechos humanos de las mujeres, niñas y niños, nos obliga a seguir luchando año tras año. Hasta el 31 de Octubre se han contabilizado en el sistema VioGén 522.376 casos de violencia de género en el ámbito de la pareja o expareja: 170 fueron calificados de riesgo medio y solo 10 de riesgo extremo. En 2018 llevamos 43 mujeres asesinadas, 33 huérfanas y huérfanos, 8 menores asesinados y 85 feminicidios. Estas cifras alarmantes exigen que la sociedad, las instituciones y el Movimiento Feminista sigamos uniendo esfuerzos para erradicar esta CUESTIÓN DE ESTADO.

Entre los muchos AVANCES que el Movimiento Feminista, plural y diverso, ha impulsado, destacamos: el Pacto de Estado en materia de violencia de género; la participación de los servicios sociales comunitarios y especializados, junto al sistema judicial, en la acreditación de la situación de violencia de género; y la consideración como víctima a descendientes, personas sujetas a guarda o tutela y a madres cuyos descendientes han sido asesinados para mortificarlas.

Este 25 de Noviembre, mujeres y hombres salimos de nuevo a la calle uniendo nuestras voces contra las violencias machistas en todas sus formas: fisica, psicológica, económica, sexual e institucional; y en todas sus manifestaciones: la producida en el ámbito de la pareja o expareja; el feminicidio; el infanticidio por violencia de género; las agresiones y abusos sexuales y el acoso sexual o por razón de sexo; la negación de nuestros derechos sexuales y reproductivos; la trata de mujeres, niñas y niños para su explotación sexual; la mutilación genital; el matrimonio precoz o forzado; la violencia derivada de conflictos armados; la ciberviolencia o cualquier otra que lesione la dignidad, integridad o libertad de las víctimas.

Estas violencias machistas afectan especialmente a personas en quienes concurren más de una discriminación por razón de exclusión, pobreza, migración, discapacidad, racialización y orientación-afectivo sexual e identidad de género. Todas ellas deben ser erradicadas desarrollando políticas públicas que garanticen los derechos conculcados. Para ello es preciso conocerlas, y eso requiere contar con datos estadísticos de todas las violencias machistas indicadas. Su análisis debe ayudarnos a evaluar la eficacia y efectividad de las politicas públicas y a determinar nuevos aspectos sobre los que incidir.

Este año nos manifestamos:

  • Contra todas las violencias cotidianas sufridas por mujeres, niñas y niños.

  • Contra los asesinatos de mujeres

  • Contra los asesinatos de niñas y niños

  • Contra las violencias institucionales y la incapacidad de la justicia para escuchar a las víctimas sin prejuicios y en condiciones de seguridad.

  • Contra la cosificación y trata de seres humanos con fines de explotación sexual, una de las formas más terribles de violación de los derechos humanos.

  • En defensa de Juana Rivas, caso paradigmático por representar a las mujeres que arriesgan su libertad para proteger a sus hijas e hijos de un padre maltratador.

REIVINDICAMOS:

La aplicación del Convenio de Estambul contra las violencias machistas.

La mejora de la atención y del sistema de prestaciones a las víctimas, dotando económicamente el Pacto de Estado y las Leyes contra la Violencia de Género; implementarlas íntegramente con garantías; sancionar su incumplimiento; indemnizar a las víctimas por los daños sufridos y exigir responsabilidades a quienes los causan. Equiparar el nivel de prestaciones al de las víctimas de delitos terroristas.

La cooperación y coordinación institucional de todos los agentes sociales implicados en la erradicación de la violencia de género, garantizando que la comunicación entre los sistemas de atención, protección y seguridad forme parte de los protocolos de actuación.

Estandarizar, protocolizar, evaluar y mejorar los procedimientos, instrumentos de valoración, cuestionarios, etcétera, utilizados en la atención a las víctimas, de modo que se garanticen unos niveles mínimos de calidad e igualdad para todas ellas, teniendo en cuenta su diversidad.

La aplicación del principio de “interés superior del menor” y sus derechos,reconocidos en la Convención sobre los Derechos de la infancia al evaluar alas niñas y niños víctimas de violencia de género; valorar el nivel de maltrato y el riesgo de agresión infanticio y las habilidades parentales, al determinar los regímenes de visitas y las custodias y establecer las medidas pertinentes.

El compromiso de los medios de comunicación, sobre todo los públicos, en la erradicación del sexismo y la promoción de la igualdady la libertad, difundiendo imágenes de personas y contenidos representativos de la realidad existente. Evitar el fomento de estereotipos y la banalización o incitación a la violencia.

La inclusión de la violencia de género en los temarios de acceso a la función pública. Formación continua especializada del personal público de los servicios educativos, sanitarios, policiales, sociales, psicológicos, jurídicos, laborales… de prevención, detección, atención, protección y recuperación de las víctimas Intervención con agresores promoviendo la igualdad y los buenos tratos.

Incluir programas preventivos de la violencia de género en todas las etapas educativas, en el marco de los Planes de Igualdad de los centros educativos, con especial énfasis en la Secundaria. Revitalizar la educación afectivo-sexual y programas específicos que detecten signos de violencia en las relaciones de pareja y que intervengan ante los mismos.

La inclusión en los convenios colectivos de las empresas de medidas para el cumplimiento efectivo de la protección a las víctimas y medidas de prevención y protocolos de actuación frente el acoso sexual y por razón de sexo.

Visibilizar todas las violencias machistas en las campañas de sensibilización dirigidas a toda la población, y no solo hacia las víctimas, exponiendo en ellas las claves para que la ciudadanía aprenda a identificarlas e incluyendo acciones necesarias para erradicarlas.

Por último, mostramos nuestro compromiso y solidaridad con todas las que sufren violencia de género. Nuestro reconocimiento a las que luchan por salir y proteger a sus hijas e hijos; a las que ya han salido y sirven de referente de lucha; y especialmente a sus familias y a las asociaciones y profesionales que las ayudan y acompañan en su camino haciala libertad.

¡¡JUSTICIA FEMINISTA, MENORES CON DERECHOS!!