Los humanos están invirtiendo el «reloj climático»

Los humanos están invirtiendo el «reloj climático»

Un estudio de científicos de Europa y Estados Unidos demuestra que las emisiones contaminantes del hombre está revirtiendo una tendencia al enfriamiento de la Tierra que se inició hace 50 millones de años. Y esto disparará las temperaturas mundiales hasta 13 grados y dejarnos un planeta sin hielo.

Si no se reducen drásticamente las emisiones mundiales de C02, en el año 2030, el clima de la Tierra será ya parecido al que tenía nuestro planeta hace más de 3 millones de años. Y entonces las temperaturas de la Tierra eran casi 4 grados más altas que hoy.

Y, según publica la revista científica Proceedings de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, en el 2150 tendríamos ya un mundo casi sin hielo, como ocurrió hace 50 millones de años, cuando las temperaturas eran 13 grados más altas.

«Nos estamos moviendo hacia cambios muy dramáticos en un marco de tiempo extremadamente rápido”, ha advertido el autor principal de esta investigación, Kevin Burke, profesor de geografía en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Un mundo sin hielo

En esta investigación también han participado la NASA y las Universidades de Bristol y Columbia y confirma que la temperatura seguirá aumentando y, en consecuencia, las capas de hielo se derretirán. Y asegura que habrá cambios climáticos “sin precedentes” en el este y sur de Asia, el norte de Australia y la costa de América.

Pero este informe científico también avanza que en el cambio climático ya está causando daños graves, como un aumento de la mortalidad, más incendios forestales y tormentas más intensas.

“Hay más energía en el sistema climático y esto provoca eventos más intensos», concluye el profesor Burke.

Más muertes

Este amplio grupo de investigadores europeos y americanos denuncia que “la Tierra se dirige a lo desconocido” y que esto afectará negativamente a la vida de nuestros hijos y nietos.

Sin embargo, también proponen una solución para evitar esta especie de “holocausto climático”: sustituir los combustibles fósiles por fuentes de energía más limpias y libres de carbono, como la solar o la eólica.

Madrid

foto: Manifestantes piden a la adopción de medidas urgentes contra el cambio climático en la cumbre del Clima que la ONU está celebrando esta semana en Polonia. / ANDRZEJ GRYGIEL (EFE)