El IVA de la luz en España, entre los más elevados de la eurozona

¿Alguien nos puede explicar como  un bien de primera necesidad como es la luz, tiene un IVA del 21%, frente al 10 por ciento de los toros, o el 13% que se paga en Irlanda, el 10% de Italia, o el 8 % de Luxemburgo?? El recibo de la luz tiene en nuestro país un IVA del 21%, frente al 10% de Italia, el 8% de Luxemburgo o el 13,5% de Irlanda.

Los españoles pagan en su recibo de la luz un 21% de IVA, el tipo general, una tasa muy superior a la que abonan los consumidores en países como Grecia (13%), Italia (10%) o Luxemburgo (8%). Según los últimos datos facilitados por la Comisión Europea referentes a los tipos de IVA aplicados en los distintos países, sobrepasa en más de tres puntos la media de la eurozona, que se sitúa en torno al 17,7%. Hay que tener en cuanta además que, en realidad, el peso de este tributo en la factura eléctrica de las familias es aún más elevado, ya que se aplica sobre el total de la factura, que incluye, además del coste del consumo o la potencia contratada, otro gravamen, el impuesto especial sobre la electricidad, con un tipo superior al 5%: es decir, se paga un impuesto sobre otro impuesto.

De acuerdo a las citadas informaciones del ejecutivo comunitario, tan solo tres países de la moneda única imponen un tipo de IVA más alto que España en el recibo de la luz: a la cabeza se sitúa Finlandia con un 24%, seguido de Portugal (23%) y Eslovenia (22%), mientras que Países Bajos o Bélgica aplican la misma tasa, un 21%.

Pero en la mayoría de los principales países de la eurozona, el gravamen es más bajo. Por ejemplo, los italianos abonan un 10%, los franceses un 5,5% sobre el término fijo y un 20% sobre el variable, los alemanes un 19%, los irlandeses un 13,5% y los griegos un 13%. Malta y Luxemburgo son los estados con menor IVA a la factura eléctrica, un 5% y un 8%, respectivamente. Fuera de la moneda única, destaca Reino Unido, donde el IVA es también del 5%.

Así, en el conjunto de la UE, sin tener en cuenta a los países del Este, tan solo los estados nórdicos y Portugal se sitúan por encima de España en el ranking del IVA aplicado a la factura de la luz.

Esta tasa del 21% se aplica en nuestro país desde 2012, cuando el equipo de Cristóbal Montoro elevó el tipo general del impuesto desde el 18%. Pese a las reclamaciones desde la oposición, el Gobierno de Mariano Rajoy ha mostrado en varias ocasiones contrario a rebajar el IVA para la electricidad al tipo reducido. Una de ellas, tras el fuerte repunte que experimentó el recibo de la luz a principios del año 2017 como consecuencia de la subida del precio mayorista de la electricidad.

Numerosas voces exigen para la luz un IVA reducido del 10%, como el que se aplica actualmente al agua, o incluso un tipo superreducido del 4% pues se trata de un servicio esencial para los ciudadanos. Es una de las medidas propuestas desde las organizaciones sociales para acabar con la pobreza energética, que afecta a más de cinco millones de personas en España.