MI TOTO ES TU PENSIÓN… Y TU URNA  por JUAN ALFREDO BELLÓN

MI TOTO ES TU PENSIÓN… Y TU URNA por JUAN ALFREDO BELLÓN

MI TOTO ES TU PENSIÓN… Y TU URNA por JUAN ALFREDO BELLÓN para EL MIRADOR DE ATARFE del domingo 17-02-2019

Como se habrá figurado cualquiera que me conozca, el título con el que encabezo esta colaboración periodística, no es la cita original, extraída de un programa radiofónico dominical, humorístico y mañanero de la CADENA SER, “A vivir que son dos días”, donde no se usaba el eufemismo toto sino el disfemismo coño, y se ponía el vocablo, supuestamente en boca de una feminista que creía contestar con él a Pablo Casado por haberse posicionado contra el aborto argumentando su oposición con la necesidad que la hucha de las pensiones va a tener de la mayor ayuda posible para poder sostener el crecimiento de la población pasiva en las próximas décadas, de modo que se supone que cualquier mujer puede gritarle al supuesto y joven lider de la derechona española que, para él, su coño (de ella) pariendo a troche y moche, incrementaría los futuros contribuyentes, condición sine quam non para su pensión (de él y de todos).

Entiéndase la perplejidad que me provocó la noticia de la atribución a Vox de la presidencia de la Comisión de Cultura del Parlamento Andaluz, que incluye entre sus competencias la de la Memoria Histórica, que había sido puesta en solfa precisamente por los mismos cavernícolas ecuestres a quienes se les concedía la condición de zorras guardando las gallinas, habiendo antes propuesto (ellos mismos) la inutilidad de conservar memoria alguna del horror represor franquista y la conveniencia de mudar el término “memoria histórica” por el de “conciliación”, que no implica retractarse y ni pedir perdón de nada.

Cosas veredes, porque ese es el signo de los tiempos que ahora nos tocan vivir. Y ojo a Cataluña, que siempre fue tierra avanzada en libertad y costumbres, porque allí parecen haber descubierto el tiro (de piedra) al facha y no soportan las provocaciones de masas ajenas o propias, lo que puede traernos serios dolores de cabeza en todos los sentidos.

Los andaluces somos mucho más templados para las provocaciones y parecemos más timoratos en las respuestas porque entre nosotros se zanjan las disputas y se depuran los conflictos sociales usando primero y mejor las palabras y las razones que la fuerza y nunca tiramos la primera piedra, estando como estamos en lugar de peligro en el conflicto soberanista catalán por razones evidentes, pero dejando los antagonismos al terreno futbolístico en el que este año, el Sevilla y el Betis atraviesan un buen momento deportivo y escenifican sus respuestas a los culés y a los caganets siguiendo las pautas de los gaditanos, que ahora andan en plena ebullición carnavalesca y, a buen seguro, sabrán ponerlos en su lugar, tanto al ritmo de las chirigotas, como al de las comparsas y cuartetos y coros correspondientes, que son especialidad de la Tacita de Plata, donde son intérpretes consumados en el arte de burlar y reírse de lo divino y de lo humano, incluido el falso catalanismo y Dios que baje …si se atreve, por que como ellos mismos dicen, señalándose disimuladamente la entrepierna, “esto es Cái y aquí hay que mamar…”.

Y más cuando ahora se celebra el Carnaval entreverado con las Elecciones adelantadas para el 28 de abril y se dice: ay qué barbaridad,/ ahora unas elecciones generales, / la gente no respeta / ni que estamos en Carnavales. Y se protesta que se obligue a los autores a improvisar nuevas letras, como a tres por dos calles, y a especular sobre la marcha, como si fueran repentistas, sobre el destino de los huesos de Franco… por ejemplo.

Para próximas entregas, prometo informar en este espacio de las ocurrencias gaditanas de hogaño, tan ricas en pullas y en vayas contra tirios y troyanos, o sea, contra el supremacismo catalanista y contra el viejo pero no totalmente superado dictador con el que no acabamos de saldar ni nuestra memoria histórica ni nuestras cuentas patrias. Adiós a esos fantasmas y a mi culta y sufrida audiencia. Hasta otro domingo, ya casi de Piñata, con el expletivo ¡ea!, tan profusa y sabiamente usado en mi Übeda natal y en toda mi Andalucía.

foto:Los políticos, unidos en el Carnaval de Cádiz

CARNAVAL DE CÁDIZ 2019