El carro fúnebre de Mariana Pineda

El carro fúnebre de Mariana Pineda

Este es el carro fúnebre que construyó el Ayuntamiento de Granada para pasear, por última vez, la urna con los restos de Mariana Pineda. Lo hicieron en el mes de abril de 1856 y fue utilizado una sola ocasión para procesionar la urna por las calles de Granada, con inicio en el Ayuntamiento y final en la Catedral.

Carro fúnebre que se construyó para trasladar los restos de Mariana Pineda.

El 26 de mayo de 1856 salieron los huesos en procesión, tal como se venía haciendo desde 1836 en que fue desenterrada del cementerio del Armengol. El coche fúnebre descubierto volvió a ser empleado el 30 de mayo del mismo año, para llevar por última vez la urna a la cripta de la Catedral.

En el dibujo del carro se aprecia la misma urna que actualmente se guarda en la Alcaldía de Granada. La caja emplomada interior con los huesos fue extraída y trasladada a la de mármol que se guarda en el sótano de la Catedral.

El coche fúnebre fue utilizado durante bastante años más para trasladar los cadáveres hasta el Cementerio de las Barreras (actual San José), primero por la Cuesta de Gomérez y muy poco después por el Camino Nuevo abierto por el Barranco del Abogado. Es probable que incluso fuese el mismo que seguía en activo durante el primer tercio del siglo XX, tal como se recoge en la fotografía de abajo entrando a Plaza Nueva.

Este grabado fue publicado por la imprenta del Álbum Granadino (propiedad de Higueras y Otero, en la calle Horno de la Marina). Lo publicamos por gentileza del arquitecto Carlos Sánchez, que lo guarda en su archivo fotográfico.
Gabriel Pozo Felguera
FOTO PORTADA: Por gentileza del arquitecto Carlos Sánchez