Franco no creó la Seguridad Social: todos los falsos logros del dictador

Franco no creó la Seguridad Social: todos los falsos logros del dictador

Las vacaciones pagadas, los pantanos, las magistraturas de trabajo… Mitos del franquismo que son mentira

Como si no se hubiera marchado hace 43 años, Francisco Franco vuelve a copar buena parte del debate público. El Consejo de Ministros ya ha aprobado el decreto ley para exhumar los restos del dictador y la calle opina. De hecho, parece que ciertos sectores nostálgicos han vuelto a la superficie a tomar aire. Sus principales argumentos para defender el régimen franquista no solo son torticeros y justifican lo injustificable, sino que, además, muchos de ellos son sencillamente falsos. Mantras como la Seguridad Social, los pantanos, las vacaciones pagadas… Desde ElPlural.com desmontamos algunos de los mitos más extendidos sobre lo que Franco creó o dejó de crear.

La Seguridad Social es la protección que un Estado brinda a sus ciudadanos. Una asistencia que incluye una serie de prestaciones sociales para que ante situaciones de necesidad un ciudadano no se vea perjudicado. Se atribuye a Franco porque fue el dictador quien en 1963 creó la Ley de Bases de la Seguridad Social, pero no lo creó él. De hecho, el punto de partida de la Seguridad Social en España data de más de medio siglo antes del inicio del régimen franquista.

Es en el año 1883 cuando se crea la Comisión de Reformas Sociales, organismo que se encargó del estudio de cuestiones para la mejora del bienestar de la clase obrera. Ya en el año 1900 se crea el primer seguro social, la Ley de Accidentes de Trabajo, y ocho años más tarde, en 1908, se crea el Instituto Nacional de Previsión, donde se integran las cajas que gestionan los distintos seguros sociales que van surgiendo.

Poco a poco, se van añadiendo una serie de seguros sociales: en 1919 el Retiro Obrero, en 1923 el Seguro Obligatorio de Maternidad y en 1931 el Seguro de Paro Forzoso. La primera iniciativa relativa a la Seguridad Social de Franco es el Seguro de Enfermedad (1942) y el Seguro de Vejez e Invalidez (SOVI, 1947). El problema, entonces, era que todos estos mecanismos eran insuficientes y comenzaron a crearse diferentes mutualidades laborales por sectores, lo que generó un desequilibrio y numerosas discriminaciones.

Y llegamos al año 1963, cuando el régimen dictatorial crea la Ley de Bases de la Seguridad Social para implantar un modelo unitario. Muchos de sus principios se plasmaron en la Ley General de la Seguridad Social de 1966. Pero este sistema resultó un desastre e intentó subsanarse mediante la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora de 1972. Sin embargo, también fracasó puesto que amplió la asistencia sin ampliar los mecanismos de financiación de los servicios. En consecuencia, no será hasta la llegada de la democracia y la aprobación de la Constitución cuando se configura el actual sistema de Seguridad Social.

En otras palabras, Franco no solo no creó la Seguridad Social, que ya tenía más de medio siglo de recorrido, sino que además su sistema fracasó.

Ya en democracia, la primera gran reforma se produce con la publicación del Real Decreto Ley 39/1978 del 16 de noviembre, que en función de lo acordado en los Pactos de la Moncloa, generó un nuevo sistema de gestión mediante la creación de distintos organismos tales como el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de Salud, el Instituto Nacional de Servicios Sociales, el Instituto Social de la Marina y la Tesorería General de la Seguridad Social.

Durante toda la década de los 80 se llevan a cabo diferentes reformas destinadas a perfecciones el sistema. En 1995 se firma el Pacto de Toledo, uno de los pilares fundamentales del actual sistema de Seguridad Social, que continúa perfeccionándose a día de hoy.

 Más mentiras del franquismo

“Da las gracias a Franco por las vacaciones pagadas. Las inventó él”. Esta es otra de las consignas de los franquistas, y también es falsa. Franco no creó las vacaciones pagadas. En el artículo 56 de la Ley de Contratos de Trabajo de 1931 (Segunda República) se establecen siete días de libranza sin perjuicio económico.

Vacaciones pagadas

En el año 1955 España entra a formar parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Este mérito hay quien lo atribuye a Franco. “Franco nos metió en la ONU”. Otra mentira. Durante 10 años, desde 1945 hasta 1955, la ONU se negó a que España pasara a formar parte del organismo porque condenaba el régimen dictatorial. De hecho, a este lapso de tiempo se le llamó la cuestión española. Fue la presión de Estados Unidos la que provocó que, finalmente, la ONU cediera. ¿El motivo? España y Estados Unidos firmaron en 1953 el Convenio hispano-norteamericano o Pacto de Madrid, unos acuerdos bilaterales, que sin llegar a la categoría de Tratado, garantizaban a EEUU el uso de bases españolas a cambio de ayuda económica y apoyo internacional.

A Franco se le atribuye también la creación de las magistraturas de trabajo, un organismo judicial que se encargaba de la resolución de los conflictos laborales. Pero no es cierto, ya que las primeras magistraturas ya figuran en la Ley de Jurados mixtos de 1931. Tampoco es cierto que con Franco España fuera la octava economía mundial, era la décima según el Banco Mundial; y tampoco existía pleno empleo. De hecho, no podría demostrarse porque hasta 1973 no comienza a monitorizarse el desempleo.

Y uno de los más extendidos: “Franco creó los pantanos”. Estos ya se estaban gestando desde principios del siglo XX. En el año 1933, en plena Segunda República, el ingeniero de caminos Manuel Lorenzo Pardo en el Plan Badajoz del año 1933, redacta el Plan Nacional de Obras Hidráulicas, que es el punto de partida de los pantanos y que ya incluía trasvase de aguas. Obviamente, estos planes fueron paralizados durante la Guerra Civil y Franco los retomó.

Adrián Lardiez

FOTO: Interior de la Fundación Francisco Franco

https://www.elplural.com/politica/franco-no-creo-la-seguridad-social-todos-los-falsos-logros-del-dictador_202204102