La carta del hombre que ayudó a su mujer a morir sobre el “dolor” que ocasionan “los negacionistas” de la eutanasia

La carta del hombre que ayudó a su mujer a morir sobre el “dolor” que ocasionan “los negacionistas” de la eutanasia

Ángel Hernández escribió hace días una carta en la que relataba el sufrimiento de su esposa y anunciaba la decisión de ayudarla a morir. “Tiene que existir el derecho al suicidio asistido cuando una persona así lo pida”, reclama en la misiva.

Ángel Hernández, el hombre detenido por ayudar a morir a su mujer, María José Carrasco, enferma terminal, escribió hace días una carta en la que relataba el sufrimiento de su esposa y anunciaba la decisión de ayudarla a morir.

“Es evidente que el deseo de María José a fin de que se cumpla necesita que se la ayude, por su incapacidad a realizarlo por ella misma, y como es una constante en ella demandar ese auxilio no habrá más remedio que proporcionarle esa ayuda para que su deseo se cumpla”, explicó Hernández en la carta fechada el 10 de marzo de este año y dirigida a la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD).

En la misiva, hecha pública este jueves por la organización, el hombre detalla los motivos que les han llevado a tomar esta decisión y se dirige a los “negacionistas” de la eutanasia para pedirles que sean conscientes “del dolor que ocasionan a todos aquellos que como María José y su familia sufren por su actitud”. El matrimonio llevaba años reclamando una ley de eutanasia y estaba esperando que el Congreso la aprobara.

La que hubiera sido la primera ley de eutanasia de España inició su andadura parlamentaria en junio del pasado año después de que todos los grupos, salvo el PP, respaldaran la propuesta que planteó el PSOE. Con la disolución de las Cortes consecuencia del adelanto electoral, la posible aprobación de la ley se frenó. Al respecto, Hernández señala en la carta que “algunos legisladores deberían evolucionar hacia posiciones menos contrarias a la eutanasia” para así “evitar que alguien que lo necesite tenga que transitar por los mismos caminos” que han tenido que recorrer él y su mujer María José.

“Los cuidados paliativos y de buena calidad como los que ha recibido María José deben ser un derecho de todos aquellos que los necesiten y demanden, pero también tiene que existir el derecho al suicidio asistido cuando una persona como María José así lo pida”, reclama en la misiva.

En ella, defiende que los cuidados paliativos “no son una alternativa a la eutanasia, los dos deben coexistir, y por libre elección decidir por uno de ellos”. “Somos defensores de que la eutanasia sea considerada como un derecho de libre elección de toda persona que arrastre una enfermedad irreversible en la que le produzca una existencia de dependencia y sufrimiento que no desea”, añade.

Asimismo, valora el trato recibido por parte de la Comunidad de Madrid y, en contra de lo que se ha podido señalar, confirma que recibir mejor trato aún nada hubiera sido distinto. Así, se reafirmaba hace un mes en que la historia quedaría concluida cuando María José “en su derecho a poner fin a su malvivir y en uso de su libertad” decidiera seguir adelante con su suicidio asistido.

Además de la carta, el matrimonio grabó un vídeo donde María José constata su firme decisión de morir, para lo que fue imprescindible la ayuda de su marido. “Me lo has pedido muchas veces, más de las necesarias, pero claro..Yo confiaba en que se iba a aprobar lo de la eutanasia, pero visto lo visto…”, se oye decir a Hernández en la cinta. Pedro Sánchez anunció que si el 28 de abril el PSOE consigue una mayoría parlamentaria amplia sacará adelante el derecho a la eutanasia, a una “muerte digna”. De haber estado aprobada la norma ya, previsiblemente, Ángel Hernández no hubiese sido detenido.

FOTO: Captura del vídeo de Telecinco en el que se puede ver a la pareja justo después de que la mujer ingiriera el veneno.(Telecinco

https://www.publico.es/sociedad/eutanasia-carta-hombre-ayudo-mujer-morir-dolor-ocasionan-negacionistas-eutanasia.html