GRACIAS, Alfredo

GRACIAS, Alfredo

A mi padre lo asesinó ETA en su despacho de la UAM en 1996. Nunca he olvidado, ni olvidaré , la rabia y las lágrimas de Alfredo P. Rubalcaba ese horrible 14 de febrero ni la delicadeza y cariño con que nos trató, a mí y a toda la familia, desde esos días hasta ahora.

Pero tampoco voy a olvidar jamás su decisiva contribución al fin del terrorismo etarra, con esa mezcla de inteligencia, valentía y sentido del Estado que le caracterizaban. A él se lo dije muchas veces, pero ahora quiero decirlo en público. Es mi minúscula contribución a ese tan merecido homenaje que le debe este país. GRACIAS, Alfredo.

Ana Tomás y Valiente

https://elpais.com/elpais/2019/05/11/opinion/1557572017_883106.html?id_externo_rsoc=FB_CM&fbclid=IwAR0OWDodWuMpjBcAaDCxLHxm2cjtGvZtuNCXaX9MrAi9FrkqUvxMaD0OUJU