PARTICIPACIÓN Y RECONCILIACIÓN por Iñaki Gabilondo

PARTICIPACIÓN Y RECONCILIACIÓN por Iñaki Gabilondo

Las elecciones del próximo día 26 se presentan como reafirmación o rectificación. O bien refuerza los resultados de las generales o por el contrario los contrapesan con mayorías territoriales de signo contrario.

La influencia de ese contrapeso será grande si la eventual victoria de las derechas la capitaliza con claridad un único partido, PP o Ciudadanos, y queda definido un liderato alternativo. De no ser así, la disputa entre ambos por esa hegemonía neutralizará gran parte de sus capacidades.

La batalla argumental entre ellos y contra el PSOE se libra en el terreno de los impuestos, donde Rivera y Casado, sobre todo, Rivera, han instalado ahora sus banderas. Estas no se cuelgan en los balcones pero se ven tanto más, aunque mucho de lo que brilla es simple purpurina.

Y en la acera progresista, la reafirmación del triunfo del 28 de abril depende de la participación. Aquí no hay caso con el liderazgo, corresponde al PSOE. Y siendo trascendental el resultado que obtengan sus apoyos por la izquierda, los socialistas no tienen mejor baza que su propio tirón actual. Lo pone a prueba ahora su llamada a la movilización. La necesita. Sin ella puede encontrarse con esas frustrantes victoria secas, que son insuficientes para gobernar.

Y puesto que aquí está la clave, ¿no cree Pedro Sánchez que podría incentivar dicha participación si, recogiendo el espíritu de la despedida a Rubalcaba, reconciliara a sus filas e incorporara a sus equipos algunos nombres propios significativos de los que fueron sus rivales y quedaron apartados? Creo que cerraría heridas que aún están abiertas, cosa que necesita y sería la mejor llamada general, cosa que también necesita.

Escucha La Firma de Iñaki

Escuchar / Pausar 01:38 Participación y reconciliación

FOTO:
Un momento del spot de la campaña Tu Propósito, dirigido por Daniel Sánchez-Arévalo.