La mitad de las jóvenes tiene relaciones sexuales sin ganas

La mitad de las jóvenes tiene relaciones sexuales sin ganas

Un estudio desvela cómo son las mujeres de entre 18 y 34 años

Celeste López,

Las jóvenes españolas (18 a 34 años) viven su sexualidad con más libertad que las mayores (de 35 en adelante): son más las que toman la iniciativa al mantener relaciones sexuales, aunque sólo lo hace un tercio de ellas (29%); casi el doble (5,6%) ha mantenido relaciones sexuales en grupo y ha practicado el cibersexo (20,8%). Las relaciones físicas con desconocidos también se extienden en las nuevas generaciones (20,3%). Esta libertad, sin embargo, no las hace menos prevenidas. De hecho, respecto a las mujeres más adultas, las jóvenes se protegen más de las enfermedades sexuales transmisibles (54,5%). Pese a todo ello, “llama la atención las escasas diferencias generacionales que se refleja en un dato que no invita en absoluto al optimismo: alrededor de la mitad de las mujeres (el 46,8% de las jóvenes y el 51% de las adultas) ha mantenido relaciones sexuales sin ganas. El feminismo no ha terminado de trasladarse al ámbito sexual”.

Así lo indica el estudio Diagnóstico de la mujer joven en la España de hoy, realizado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, dependiente de la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, que compara las diferencias generacionales entre mujeres, con el objetivo de facilitar la planificación y establecimiento de políticas públicas de igualdad.

El feminismo no ha terminado de trasladarse al ámbito sexual, según concluye el estudio

Según este trabajo, realizado en base a las respuestas de 1.500 mujeres, 1.300 jóvenes, las principales preocupaciones de éstas son la violencia machista, la desigualdad entre hombres y mujeres, la pobreza y la desigualdad social.

La mayoría de las mujeres cree que la realización personal de la mujer no depende de que sea o no madre. En este sentido, sentirse feminista influye significativamente en la percepción de la maternidad. Incluso entre aquellas que tienen hijos, se observa que el feminismo incide en cómo se percibe la maternidad: las feministas, incluso cuando son madres, creen que la mujer debe trabajar y que su realización personal no depende de que tenga hijos.

Para las mujeres, independientemente de su edad, lo más importante es poder encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Las jóvenes también aspiran en mayor medida a que el trabajo les permita aprender cosas nuevas cada día (el porcentaje es casi el doble que entre las mayores).

La mayoría de las mujeres se definen como feministas, aunque la tendencia es más acentuada entre las más jóvenes. La ideología incide significativamente en este posicionamiento político: las mujeres de entre 18 y 34 años de izquierda son más favorables a la igualdad que las jóvenes conservadoras.

Las redes sociales forman parte de su vida para todo: el 75,7 % de las jóvenes recurre a ellas para informarse y el 77,4% para entretenerse. Las adultas prefieren la televisión.