ATARFE: EN DEFENSA DE LAS MUJERES SILENCIADAS

ATARFE: EN DEFENSA DE LAS MUJERES SILENCIADAS

Querido vecino/a

Se que recibir esta carta te resultará raro. Me presento, soy Andrea y tengo 21 años.Y sí, soy una mujer desconocida que viene a contarte la vida de otra mujer desconocida, mi bisabuela. 

Ella murió hace once años, con la edad de 98 años y el peso de una vida llena de trabajo, de sacrificio y de esfuerzo. Trabajó día a día, sacando a su familia adelante, sola.

Lamentablemente mi bisabuelo, que fue a la guerra a luchar por sus ideales y por sus derechos, se trajo consigo una enfermedad que acabó con su vida. Y ella se quedó sola, sin nada. 


Pero lo consiguió, dio a sus hijos todo lo que tenía. Ella sola. Sin recibir la ayuda que necesitaba del Estado. Un Estado, una sociedad sin derechos que la dejó tirada en la miseria. Pero ella no se rindió, trabajó y luchó por sus derechos, por los de sus hijos, por los de mis padres, por los míos. Y por los tuyos.

Por la lucha de todos nuestros antepasados. Por todas las historias desconocidas, por esas heroínas silenciadas por el tiempo. Por mantener los derechos que nos regalaron y por mejorarlos para los que estamos y para los que vienen.

ANDREA QUIRANTES BARRIOS