«LA ANTIGUA IGLESIA DE ATARFE»por  Jose Enrique Granados

«LA ANTIGUA IGLESIA DE ATARFE»por Jose Enrique Granados

En la Bula de Erección del arzobispado de Granada, encontramos el lugar de Atarfe como iglesia principal con varios anejos asignados a ella. Así sabemos que en tiempos musulmanes esta mezquita tuvo gran importancia como se desprende del texto latino en que ha llegado a nosotros la Bula. Para un estudio más detallado recogemos un fragmento del texto latino dedicado a los templos de la Vega de Granada y su respectiva traducción:


In ecclesia parochiali Sanctae Mariae loci de Pulianas cun suis annexis de Peligros, Diarfate, Xum e Cujar, locorum Granatensis dioecesis, tria beneficia seruitoria et duas sacristías. In ecclesia parochiali Sanctae Mariae loci de Albolote cun suis annexis de Janem, Tignar et Maracena, locorum Granatensis dioecesis, tria beneficia simplitia seruitoria et duas sacristías. In ecclesia parochiali Sanctae Mariae loci de Atarfe cum suis annexis d´el Miraholoya, Abulelbin et Dialcale, locorum ipsius dioecesis, unum benefitium simplex seruitorium et unam sacristiam. In ecclesia parochiali loci de Pinos Sanctae Mariae, cum suis annexis de Abdón, Galafe, Alitahe, Huecar, Inceilebicor, Daraiedid et Carpacena, locorum eiusdem dioecesis duo /fol. 17v/ beneficia simplitia seruitoria et duas sacristías. In ecclesia Sanctae Mariae parochiali loci de Ascorosa cum suis annexis de Adamuz et de altero Adamuz, Daralgualeja, Dalbaga, Mitalazmar, Atramula, Zoyra et Ansola, locorum praedictae dioecesis, unum benefitium simplex seruitorium et unam sacristiam”.

La traducción que ofrecemos es la siguiente: “En la iglesia parroquial de Santa María del lugar de Pulianas con sus anejos de Peligros, Dialfate, Jun y Cujar, lugares de la diócesis de Granada, tres beneficios servideros y dos sacristías. En la iglesia parroquial de Santa María del lugar de Albolote con sus anejos de Janem, Tignar y Maracena, lugares de la diócesis de Granada, tres beneficios simples servideros y dos sacristías. En la iglesia parroquial de Santa María de Atarfe con sus anejos de Miraholoya, Abulelbin y Diarcale, lugares de esta diócesis un beneficio simple servidero y una sacristía. En la iglesia parroquial de Santa María del lugar de Pinos con sus anejos de Abdón, Galafe, Alitahe, Huecar, Inceilebicor, Daraiedid y Caparacena, lugares de esta diócesis dos beneficios simples servideros y dos sacristías. En la iglesia parroquial de Santa María del lugar de Asquerosa con sus anejos de Adamuz y el otro Adamuz, Daralgualeja, Dalbaga, Mitalazmar, Atramula, Zoyra y Ansola, lugares de la dicha diócesis, un beneficio simple servidero y una sacristía”.

Por tanto, en la iglesia de Santa María de la Encarnación de Atarfe, con sus anejos de Miraholoya, Abulelbin y Diarcale cuenta solamente con un beneficiado y una sacristía. Los nombres de los anejos nos hacen recordar como en otros textos se citan Elvira, Hotaya, Abulelbin y Diarcale. La copia de los textos y su trascripción al latín hacen a veces ininteligibles el nombre de los lugares de esta parte de la Vega. Todos estos datos nos hacen ver como otros lugares cercanos como Pulianas y Albolote tenían asignados tres beneficiados y dos sacristanes, el primero tenía cuatro anejos y el segundo tres anejos. Este hecho nos hace ver como estarían más pobladas y necesitaban mayor número de personas dedicadas al culto. Pero al encontrar un solo beneficiado en Atarfe con un sacristán para la iglesia y sus cuatro anejos nos permite compararlo con Asquerosa que tiene ocho anejos y cuenta con el mismo personal eclesiástico. Posiblemente la población de estos lugares no fuera tan numerosa como la de otras zonas. En la relación de habices de las alquerías de la Vega de Granada encontramos que uno de los alfaquíes se llamaba Afyn y era vecino de Atarfe. (Extracto del artículo de Manuel Espinar Moreno, publicado en el especial de las fiestas de IDEAL del año 2007).

Fotografía del templo atarfeño, allá por la década de los cincuenta del siglo pasado. Vean lo diferente que estaba al estado actual.

Curiosidades elvirenses.