«RECUERDOS DE MI ESTANCIA EN EL IES ILIBERIS»por Jose Enrique Granados

«RECUERDOS DE MI ESTANCIA EN EL IES ILIBERIS»por Jose Enrique Granados

Esta semana acaba el curso escolar y con el las celebraciones y una serie de actos del cincuentenario que se han organizado para festejar esta efeméride.

Nos sumamos a la celebración y traemos a esta gacetilla una fotografía con el elenco de actores, alumnos del centro, que representaron, durante unas jornadas de convivencia la famosa obra de Jorge Llopis “Las Pelópidas” en 1984. El grupo de comediantes estaba dirigido por José Manuel Alcaide, profesor de Lengua y Literatura en aquella época, que también aparece en la imagen.

Esta obra de Llopis es una de las piezas más representadas por el teatro aficionado y docente. La obra escrita en verso incluye la aparición de los dioses (con Zeus a la cabeza, interpretado por el que esto escribe) para mezclarse en los asuntos mortales con el propósito definido de desmitificar a los grandes héroes y los profundos conflictos humanos.


Recrea la última parte de la Odisea, con el regreso al hogar de Ulises y su enfrentamiento con los pretendientes de su esposa. Comienza cuando Ántrax, rey de Tebas, después de muchos años guerreando valientemente en la Guerra de Troya, regresa a su tierra de riguroso incógnito, acompañado de su fiel consejero y pensador constante, Faetón de Estraza. Allí se encuentra que tanto su trono como su mujer (Elektra), han sido usurpados por un extraño llamado Phideos, que gobierna con clamorosa incompetencia. Tebas, una ciudad hermosa, bendecida por los dioses con su clima, sus fiestas, su cultura, su riqueza, cae en la más profunda de las miserias, se suceden sequías. Bajo este panorama, Ántrax intentará recuperar el trono y poner cada cosa en su sitio, pero esa empresa presenta muchas dificultades, pues cuando parece que las aguas vuelven a su cauce entrará en juego un inoportuno mensajero que convertirá la trama en el incesto criminal más enrevesado, embarazoso e imposible que pueda imaginarse.

Curiosidades elvirenses.