Un 42,9 % de las familias monoparentales en España están en riesgo de pobreza

Un 42,9 % de las familias monoparentales en España están en riesgo de pobreza

Según la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística hecha pública hoy, un 42,9 % de las familias monoparentales en España están en riesgo de pobreza. Esto supone un aumento de más de 40.000 familias monoparentales respecto al periodo anterior (del 40,6 % al 42,9 %) y estas familias están mayoritariamente encabezadas por una mujer sola, según indica Save the Children.

La problema infantil afecta ya al 26,8% de los menores en España; es decir, a 2,1 millones de niños y niñas. Save the Children advierte que este tipo de pobreza afecta con mayor dureza a las familias monoparentales en las que la madre sola es migrante o con escasos estudios y pide que las medidas destinadas a paliar la pobreza infantil tengan como prioridad a estos colectivos.

Aunque la tasa de pobreza infantil publicada hoy por el INE es la más baja desde el año 2008, sigue siendo 5 puntos mayor que la de la población general. Además, España sigue siendo el tercer país de la Unión Europea con mayor pobreza infantil, solo detrás de Rumanía y Bulgaria, y es el país que menos pobreza reduce de toda la Unión Europea, conforme a Eurostat. El Estado solo reduce un 20% la pobreza en hogares con niños y niñas y, en el caso de las familias encabezadas por una mujer, la reducción de la pobreza es incluso inferior (14%), según el análisis de Save the Children.

La pobreza y la exclusión afectan de manera negativa en el bienestar y desarrollo de los niños y niñas que forman estas familias y ponen en entredicho que se cumplan sus derechos. Este problema solo puede combatirse con inversión. Es urgente seguir aumentando la prestación por hijo a cargo hasta los 100 euros al mes y proteger especialmente a las familias más vulnerables, como son las monoparentales”, apunta Ana Sastre, directora de Políticas de Infancia de Save the Children.

En España hay 1,5 millones de madres solas y 340.000 padres solos que tienen que elegir entre trabajar y poder alimentar a sus hijos o estar con ellos, pero no poder darles sustento. El coste mínimo para poder criar a un niño o niña en condiciones dignas oscila entre los 480€ y 590€ al mes, una cifra que puede crecer hasta los 588€ mensuales si hablamos de adolescentes de entre 13 y 17 años.

Las madres solas tienen muchas más dificultades para acceder al mercado laboral y para conciliar, por lo que acaban teniendo un salario mucho menor que el de los hombres y están más expuestas a la pobreza. Para las familias monoparentales llegar a fin de mes es complicado: el salario mínimo en España es de 900€ y el salario más común es de 1.457 euros al mes, según la Encuesta de Estructura Salarial del INE.

Ante estas cifras, Save the Children ha lanzado hoy su campaña #MadresSolas para visibilizar las enormes dificultades a las que se enfrentan las familias monoparentales para sacar a sus hijos e hijas adelante y pide a los grupos políticos del Congreso de los Diputados que aprueben las medidas legislativas necesarias para que estas familias puedan acceder a las mismas ayudas y beneficios fiscales que las numerosas.

Las madres solas no solo están más expuestas a la pobreza, sino que además tienen más dificultades para salir de ella. La falta de oportunidades laborales, la brecha salarial o la imposibilidad de conciliar su vida personal y profesional condicionan muy significativamente a estas mujeres y a sus hijos e hijas”, añade Sastre.

Save the Children pide la equiparación de las familias monoparentales con las numerosas para que puedan acceder a las mismas ayudas y beneficios fiscales, y así disminuir el riesgo de pobreza al que están expuestas. Entre las medidas destacan:

  • Las ayudas de la Seguridad Social, tales como la bonificación del 45% en la contratación de un cuidador del hogar, beneficios en la prestación por hijo a cargo, la ayuda por nacimiento de 1.000€ por hijo o la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad.
  • Las ayudas de la Agencia Tributaria, tales como el cheque familiar, la deducción en el IRPF (de 1.200€ si son familias de categoría general o 2.400€ si son de categoría especial) o la mejora en las pensiones contributivas de las madres.
  • Otras ayudas, tales como la reserva del puesto de trabajo en caso de excedencia por cuidado de hijos de 15 a 18 meses (dependiendo de si son familias de categoría general o especial), la preferencia a nivel de becas, la reducción del 50% en tasas educativas, la protección especial ante desahucios por ejecuciones hipotecarias, los descuentos en el transporte público, el acceso especial a vivienda pública o el bono social para hacer frente a las facturas eléctricas.

Para acceder a estas ayudas, la ONG insta a priorizar a las familias monoparentales que ya se encuentran en situación de pobreza severa, aquellas en las que alguno de los miembros tiene algún tipo de discapacidad y aquellas compuestas por tres o más menores de edad.

El Estado debe reducir la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que más lo necesitan y no lo está haciendo. El punto de partida debe ser que se considere a las familias monoparentales como colectivo de especial protección y que se certifique y unifique el concepto de familia monoparental a nivel nacional”, concluye Sastre.

Save the Children trabaja en programas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Catalunya, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Euskadi que buscan romper este círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación. La organización atiende anualmente a más de 8.000 niños y niñas en riesgo de exclusión social y a cerca de 660 familias a través de sus programas de lucha contra la pobreza infantil. La atención consiste en actividades de refuerzo escolar y de ocio y tiempo libre, así como de reparto de material escolar. Los profesionales de la ONG también facilitan ayuda psicológica y terapia psicosocial a las familias.

FOTO: EL DIARIO

https://contrainformacion.es/la-mitad-de-las-familias-monoparentales-en-espana-estan-en-riesgo-de-pobreza/