Compromiso de las ciudades del mundo, incluidas Madrid y Barcelona, de bajar la polución para salvar 40.000 vidas al año

Compromiso de las ciudades del mundo, incluidas Madrid y Barcelona, de bajar la polución para salvar 40.000 vidas al año

Por primera vez, 35 alcaldes de las mayores ciudades del mundo (entre ellas, Madrid y Barcelona) se han comprometido a reducir la contaminación del aire que respiran ahora más de 140 millones de personas

La llamada “Declaración de Ciudades a favor del Aire Limpio” ha sido firmada por los alcaldes de 35 grandes ciudades del mundo, como Barcelona, Berlín, Buenos Aires, Delhi, Los Ángeles, Madrid, México, Milán, París, Seúl, Sydney, Tokio o Washington.

En este documento oficial los alcaldes reconocen que “respirar aire limpio es un derecho humano” y, por esta razón, se comprometen a trabajar juntos para, en un plazo de dos años,  aplicar nuevas medidas para reducir la contaminación atmosférica.

Este es sin duda el acuerdo más importante que se ha adoptado en la Cumbre de Alcaldes contra la Emergencia Climática, que mañana se cierra en Copenhague y a la que no ha asistido el alcalde de Madrid.

Problema grave

Según la OMS, la Organización Mundial de la Salud, 9 de cada 10 ciudadanos de todo el mundo respiran ya aire contaminado y este problema mata 7 millones de personas cada año en el mundo.

A través de esta Declaración, estos 35 los alcaldes se comprometen, en un plazo de dos años, a aplicar los límites máximos de contaminación fijados por la OMS, que son mucho más duros que, por ejemplo, los establecidos por la Unión Europea.

De hecho, si estas 35 grandes ciudades del mundo reducen, por ejemplo, los niveles de partículas finas siguiendo la recomendación de la OMS se podrían evitar 40.000 muertes cada año.

Cero Emisiones

Según lo acordado en esta declaración, los alcaldes tienen una amplia gama de medidas a su disposición para reducir la contaminación del aire, como un mayor uso del transporte público o la creación de “zonas de cero emisiones”.

En este sentido, Sadiq Khan, el alcalde de Londres, ha afirmado en una rueda de prensa en Copenhague que “la contaminación del aire es una crisis global y, como alcaldes, es nuestra responsabilidad fundamental proteger al público de este asesino invisible”.

Es más, la alcaldesa de París y presidenta de esta Cumbre de Alcaldes, Anne Hidalgo, ha señalado “ a la industria de los combustibles fósiles y a los automóviles de combustión como los responsables de una crisis mundial de salud pública”.

Ausentes

Sólo cinco grandes ciudades presentes en esta Cumbre de Copenhague no han firmado esta Declaración a favor del Aire Limpio y, entre ellas, sin duda destaca Nueva York y San Francisco.

Por cierto, ayer tampoco Madrid firmó otro acuerdo para reducir a la mitad el desperdicio de alimentos en los comedores públicos de las escuelas, hospitales y otros centros públicos que dependan de los Ayuntamientos.

Javier Gregori Madrid

https://cadenaser.com/ser/2019/10/11/ciencia/1570787981_428312.html