ATARFE: Lámpara de platillo

ATARFE: Lámpara de platillo

  • Título / Denominación : Lámpara de platillo
  • Lugar de hallazgo : Mezquita mayor de Madinat Ilbira (Atarfe, Granada)
  • Fecha / Periodo : Finales del siglo VIII – primera mitad del siglo IX
  • Material y técnica : Bronce fundido, moldeado
  • Dimensiones : Diámetro: 39,7 cm; 75,8 cm altura
  • Ciudad de conservación : Granada
  • Lugar de conservación : Museo Arqueologico Provincial
  • Número de Inventario : Inv. 552 (la bola nº inv. 553-8)

La desaparecida ciudad de Madinat Ilbira volvió a salir del anonimato en 1868, cuando se decidió abrir una carretera hacia Alcalá la Real (Jaén) en las faldas de Sierra Elvira. Fue entonces cuando aparecieron restos romanos y árabes que hicieron intervenir a la Comisión de Monumentos de Granada, identificando este hallazgo con la desaparecida ciudad de Madinat Ilbira, antigua capital de la cora de Elvira. En las fuentes árabes esta urbe ya era mencionada por al-Razi (siglo X), Ibn Hayyan (siglo XI) o Ibn al-Jatib (siglo XIV). Este último incluso nos la sitúa geográficamente: “Ilbira dista de Granada pasaranga y tercio aproximadamente (alrededor de 7 kilómetros) y es muy célebre por sí misma y por sus grandes hombres”.

Realizada la conquista musulmana en el siglo VIII y tras el reparto de tierras entre los beréberes venidos con Tariq ibn Ziyad, esta zona corresponde a los árabes, destacando de entre ellos el jefe militar Hanas ibn ‘Abd Allah al-San’ani, que había venido de Egipto. Durante el emirato y posteriormente el califato de Córdoba, la prosperidad económica de la ciudad fue reconocida y destacada tal y como nos relata al-‘Udri. Después de la caída del califato, durante el periodo taifa, la ciudad queda en manos de la tribu beréber de los sinhaya, quienes deciden trasladar la capital a Granada. Este traslado no fue pacífico y Madinat Ilbira fue arrasada y poco a poco entró en el olvido.

Esta lámpara, encontrada en la mezquita aljama, realizada en bronce fundido, tiene forma de platillo circular con adornos calados. Tiene tres anillas de las que penden tres cadenas que se unen en una sola, ésta a su vez unida a una bola circular que tiene un anillo de fijación. El platillo presenta diferentes círculos concéntricos de los que parten distintos radios. En las zonas caladas del exterior se situaban pequeños recipientes cónicos de vidrio soplado en los que ardía una mariposa que flotaba en el aceite, para iluminar la mezquita. Esta pieza, junto a otras cinco más encontradas, formaba parte del conjunto de elementos que alumbraban el recinto.

La mezquita de Madinat Ilbira parece que fue incendiada entre 1075 y 1076, posiblemente en una razia cristiana, y todas sus pertenencias quedaron quemadas y enterradas. Analizados los vestigios calcinados, entre los restos de metal, también se encontraron restos de las esteras de esparto que cubrían el suelo.

Según Gómez Moreno, esta lámpara “obedece a un tipo exótico perfectamente definido, hermano de ejemplos de coronae o polycandela oriental”, que derivarían de las lámparas visigodas o mozárabes. Sea como fuere, esta forma aparece en época romana tardía, y fue utilizada en el Egipto copto y en Bizancio. En la actualidad encontramos piezas similares conservadas en el Museo de la Gran Mezquita de Qayrawan, en el British Museum, en el Victoria and Albert Museum, en el Museo de Berlín y en el de Arqueología de Estambul.  Actualmente, varias mezquitas de países de la cuenca mediterránea (Túnez y Turquía, por ejemplo), están iluminadas por grandes lámparas de platillo modernas. Bibliografía del objeto


Rammah M., “Lámpara de platillo de la Mezquita Mayor de Qayrawan”, El Esplendor de los Omeyas Cordobeses, Granada, Fundación El Legado Andalusí, 2001.

Vílchez Vílchez, C., (dir.), Las lámparas de Medina Elvira, Granada: Museo Arqueológico y Etnológico, 2003.

Las Andalucías de Damasco a Córdoba, cat. exp. París, Instituto del Mundo Árabe, 2000-2001, París: Hazan, 2000, p. 100, n° 60.

https://www.qantara-med.org/public/show_document.php?do_id=245&lang=es