SEMANA DE PASIÓN por JUAN ALFREDO BELLÓN

SEMANA DE PASIÓN por JUAN ALFREDO BELLÓN

Semana de Pasión para EL MIRADOR DE ATARFE del domingo 03-11-2019

El tiempo sigue pasando como quien no quiere la cosa y el próximo domingo son las penúltimas Elecciones Generales del presente tramo democrático, el penúltimo, por decirlo de alguna manera, porque el último no se sabe nunca, pero el caso es que, posiblemente, la presente Campaña Electoral debe ser la última por ahora y luego dios dirá y, como dios no existe… luego veremos,,, qué ocurrirá.

El caso es que el domingo sabremos si a Pedro Sánchez le han salido bien las cuentas y, si eso ha sido así, habrá pasado a ser Presidente Real porque en funciones ya lo es y no sabe lo que es ser real de verdad ni sabe lo que es mandar en funciones, como dice la gente. Claro que luego, de tanto ser interino, puede que ya se haya acostumbrado y le de igual que ser real y no sepa de verdad cómo empezar a serlo y entonces todo sea un lío muy gordo porque echar a andar no resulte nada fácil y no sepamos y nos hagamos un lío muy descomunal y digamos que estamos apañados y ya está.

Semana “de pasión” querría decir entonces de sufrimiento y de impotencia, de intentar que se mueva el carro y estar con las manos atadas y con los presupuestos atascados, que es desesperante y con la oposición dale que dale, sin parar de joderte y hacerte la puñeta, lo cual es un rato desesperante. Además, hagas lo que hagas, la cagas, la oposición ya te ha cogido el truco y ya sabe cómo hacerte ver que te equivocas. Y eso que el Pedrito parece que ha ido tomando soltura y se desenvuelve con facilidad, como si llevara un rato largo en La Moncloa, no siendo ese precisamente el caso, que parece que fue ayer cuando le tocó la tómbola de la moción de censura.

Y parece mentira lo bien que ha maniobrado ante la opinión pública con lo de la exhumación de Franco y con el marrón de Cataluña, que si ambas fieras se las hubieran echado a otro, lo habría cogido el toro y lo habría partido por la mitad. Y tenga usted en cuenta que él tampoco tenía experiencia de gobierno… ni manejo de enderezar su propio partido.

¡Con lo que era Madrid, coño! Y con los cuernos y los colmillos tan retorcidos que florecían en su Comité Federal. Nadie daba dos reales de Cánovas por él y el muy puñetero está saliendo airoso sin tener quién lo asesorara ni amparara ni dijera por dónde tirar… por lo menos que se sepa. Porque Zapatero no es hombre intrigante, angelito mío; Rubalcaba se ha muerto a destiempo y Felipe es mucho [o poco] Felipe. Y el Periquito, olé ahí sus cojones, está saliendo como decía el Catecismo de los Padres Astete y Ripalda, ”como el rayo de sol por el cristal, sin romperlo ni mancharlo”.

Bueno, eso en La Vulgata quería decir (referido a la Virgen María) “sin pecado concebida”, sea “sin el pecado original de Eva”, o “sin el pecado de penetración sexual carnal” que, dado lo retorcidos que para las interpretaciones de los textos sagrados eran los judíos, de ambas maneras podría interpretarse.

También de igual manera “la semana de pasión”, la de la Campaña Electoral y la de las Votaciones, son los siete días más apasionantes que se pueden vivir en política y, por tanto, los más cargados de pasión, de intensidad y de locura de amor que nos son dados experimentar en los más textuales y nobles sentidos de las palabras, los siete días pasionales en los que Pedro Sánchez y su Partido Socialista Obrero Español tendrán para salir del paso en el duro trance que atraviesan.

Aunque lo mejor es lo de esa catalana del Govern que ha explicado que el ruido, los disturbios y la pólvora son buenos defensores del asunto y del conflicto catalán en el extranjero y la ruina de la economía no tiene la menor importancia.

NOTA BUENA: Cumplo el vehemente encargo de mi amigo José Zúñiga Gómez de transmitir a los catalanes culés que les den mucha morcilla por su prepotencia antiandaluza y su complejo de superioridad chulesco que solo entendería (él) en lo futbolístico una vez que el Real Madrid ha dejado escapar a Cristiano Ronaldo.