El 61% de los granadinos prefiere la cremación

El 61% de los granadinos prefiere la cremación

La incineración ha ido ganando terreno a los enterramientos tradicionales desde que se implantó en el cementerio de San José en 1995

Los gustos y las modas también están evolucionando a la hora de decidir cómo queremos que nuestros restos permanezcan en la tierra cuando nuestra alma ya no esté. Los enterramientos tradicionales, en panteones, tumbas o nichos, está perdiendo adeptos en detrimento de las cremaciones, que en Granada ya son mayoría.

El 61% de los granadinos elige la inicineración frente a los enterramientos de toda la vida, una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos 25 años. Cuando el cementerio de Granada instaló el horno crematorio en 1995, esta alternativa solo fue elegida para el 16% de sepulturas, por lo que en un cuarto de siglo las cremaciones se han multiplicado por cuatro. 

Miles de personas

Más de 60.000 personas han pasado ya por el cementerio de San José en lo que va de semana. Los granadinos han atendido la llamada de Emucesa, la empresa del cementerio, y del Ayuntamiento de Granada de acudir al camposante de forma escalonada sin esperar a los últimos días.

Escaleristas, floristas y, sobre todo, centenares de vecinos han coloreado una jornada luminosa y muy intensa en el cementerio de San José, desde donde Radio Granada ha emitido este jueves Hoy por Hoy.

Ampliación del cementerio

El concejal César Díaz, encargado para asuntos municipales de la empresa Emucesa, que gestiona el cementerio de Granada, ha anunciado en Hoy por Hoy que la nueva corporación municipal va a retomar la negocación con la Junta de Andalucía y el Patronato de la Alhambra para poder acometer la ampliación del tanatorio municipal.

«No se ampliará la superficie, por lo que entendemos que no debe de haber ningún problema, y tampoco se aumentará el impacto ambiental», ha dicho Díaz, quien ha recordado que el proyecto, ya realizado, incluye entre cuatro y seis salas más en el tanatorio gracias a una reubicación de espacios de las oficinas y la cafetería, «pero siempre estamos hablando de una reordenación interna que no afecta al recinto ni a su perímetro».

Enrique Árbol

FOTO: Patio 1 del cementerio de Granada / Enrique Árbol