ATARFE: NO ARROJAR ASCUAS EN LOS CONTENEDORES

ATARFE: NO ARROJAR ASCUAS EN LOS CONTENEDORES

PROHIBIDO ARROJAR ASCUAS DE BRASEROS Y CHIMENEAS A LOS CONTENEDORES DE BASURA

Últimamente se han producido varios incendios de contenedores de basura originados por el arrojo de las ascuas de braseros y chimeneas. Se solicita la colaboración ciudadana para impedir estos hechos, los cuales además de ser sancionados pueden provocar graves accidentes a personas y bienes materiales.

La llegada del frio trae aparejado el uso de braseros y estufas de material combustible en los hogares, así como las reuniones de amigos y familiares en torno a las lumbres y chimeneas, y por lo tanto el aumento de los restos de cenizas y ascuas que son depositados en los contenedores, con el considerable riesgo, si no se toman las precauciones adecuadas, de que estos puedan prenderse dentro del contenedor al entrar en contacto con los demás residuos.

La ceniza procedente de la limpieza de la chimenea, aunque parezca lo contrario, puede aún estar encendida durante horas o días cuando es retirada. Se debe por tanto depositar el producto residual de la chimenea en un receptáculo de metal, nunca de papel, cartón o plástico y por supuesto nunca en un contenedor. Las brasas calientes entre la ceniza pueden quemar el recipiente no metálico o el contenedor, y provocar un incendio. El cubo debe dejarse en un lugar seguro y preferiblemente tapado, con el fin de aislarlo del entorno y que la falta de oxígeno consiga abolir la combustión. El jardín o terraza es un buen sitio para tener el recipiente metálico con las cenizas hasta su apagado definitivo. Ante cualquier duda, es mejor echar agua en su interior.

Una vez quede garantizado que no existen brasas activas, y no antes, se podrán depositar las cenizas en el contenedor

El incendio de un contenedor de basura puede provocar que las llamas se propaguen a vehículos, edificios o incluso a zonas forestales. Con determinadas condiciones meteorológicas, como un viento intenso, se eleva considerablemente el riesgo, un riesgo que entre todos y, en beneficio de todos, podremos eliminar si hacemos caso a estas sencillas recomendaciones.