LA POLICIA AVISA:»Evita disgustos si te roban»

LA POLICIA AVISA:»Evita disgustos si te roban»

«Evita disgustos si te roban»: la advertencia de la Policía sobre tu tarjeta de crédito y el código PIN

El número de contraseñas que tenemos que recordar a diario no deja de crecer. Desde las claves para acceder a nuestras redes sociales o al banco hasta las contraseñas para disfrutar de plataformas como Netflix, Amazon o HBO. Una gestión, cada vez más complicada, que ya ha sido catalogada en el campo de la psicología como «fatiga de la contraseña«.

Por esa misma razón, cada vez son más las personas que apuestan por gestores de contraseñas. Desde 1Password, probablemente el más conocido de todos ellos, hasta otras opciones como LastPass o KeePassXC. Sin embargo, todavía hay quienes recurren a métodos no tan modernos para recordar cada una de sus claves. Desde aquellas personas que apuntan todas las claves en un cuaderno hasta los que la escriben junto al objeto en cuestión. Desde el código PIN sobre la tarjeta de crédito hasta el código de desbloqueo en su teléfono móvil.

«Evita disgustos si te roban o pierdes la cartera»

El problema de este último método es que, en caso de robo o pérdida, cualquiera puede hacerse con el control de tu teléfono móvil o tu tarjeta de crédito. Por esa misma razón, y si eres de esas personas que recurre a esta técnica para recordar tus claves, te recomendamos que dejes de hacerlo cuanto antes: «Nunca apuntes tu código PIN de la tarjeta de crédito en la misma, ni lo lleves en el mismo sitio donde la guardas y evita disgustos si te roban o pierdes la cartera».

Si eres de esas personas que utilizan una misma contraseña para todo, algo para nada recomendable, la persona que se haga con tus pertenencias podría acceder a cada una de las plataformas. Por esa misma razón, y si necesitas algunos trucos para recordar un número más amplio de contraseñas, te recomendamos que sigas los trucos que te ofrecemos a continuación.

Cómo crear contraseñas fáciles de recordar

A la hora de crear contraseñas fáciles de recordar, piensa en una frase que tenga algún significado para ti. Ahora coge la primera letra de cada palabra y establece tu nueva contraseña. Recuerda añadirle mayúsculas, números e incluso un símbolo, una serie de elementos que te ayudarán a fortalecer tu contraseña. También puedes recurrir a otros trucos como unir dos palabras o convertir las vocales en números.

También puedes recurrir a contraseñas sin vocales o al truco del teclado. Un truco que consiste en reemplazar números por letras. De esta manera, podremos transformar un simple ‘hola’ en un código de cuatro números que, según la disposición de las letras sobre nuestro teclado numérico, pasaría a ser 4652. De esta manera, tendrás una contraseña fácil de recordar y no tendrás que recurrir al clásico truco de pegar el código PIN junto a tu tarjeta o teléfono móvil.

La Policía Nacional recomienda que dejes de hacerlo cuanto antes