La senadora granadina Sandra García será la nueva delegada del Gobierno en Andalucía

La senadora granadina Sandra García será la nueva delegada del Gobierno en Andalucía

Es un nombre de consenso entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la líder socialista en Andalucía, Susana Díaz

La granadina Sandra García es la opción para ocupar la Delegación del Gobierno de Andalucía, que ocupa de manera ‘interina’ desde hace casi un año Lucrecio Fernández, cuando en marzo sustituyó al sevillano Alfonso Rodríguez de Celis, que entró en las listas de las Generales.

Según las fuentes consultadas por IDEAL, Sandra García es un nombre de consenso entre Pedro Sánchez y la secretaria de los socialistas andaluces, Susana Díaz, y también una forma de fortalecer a la agrupación de Granada. El nombramiento está previsto que se produzca en el consejo de ministros del próximo martes, aunque la decisión ya está tomada.

Sandra García ha ocupado distintos cargos en la administración andaluza, donde fue directora general, delegada de Turismo y, en su última etapa, delegada del Gobierno en Granada. Abandonó este cargo precisamente hace un año, tras el cambio de gobierno en la Junta de Andalucía.

Sandra García se tomó un receso en su vida política, que fue más breve de lo esperado. Entró en las listas de las generales del 28 de abril como número dos al Senado por la circunscripción de Granada. Yen ese mismo puesto repitió en las elecciones del mes de noviembre. Cuando se produzca su nombramiento tendrá que dejar el acta en la Cámara Alta, que ocupará, en principio, su primer suplente, el exalcalde de Freila Abelardo Vico.

Sandra García conoce perfectamente la administración, aunque sea la autonómica. Políticamente ha sabido adaptarse a todos los cambios internos que ha vivido el partido en los últimos tiempos, sin desgastarse pero sin evitar posicionarse en los momentos más comprometidos. Igual que ha hecho la agrupación de Granada y su secretario provincial, José Entrena, que está en sintonía con la ejecutiva andaluza y conSusana Díaz pero que también tiene puentes con Ferraz, entre ellos el ahora diputado José Antonio Rodríguez. No es baladí que la agrupación de Granada haya sido la que menos problemas y tensiones haya tenido para configurar las últimas listas electorales, sin que Madrid haya tenido que intervenir directamente.

Con Sandra García Granada gana un dirigente en primera línea política e institucional. Una posición muy relevante para los acontecimientos venideros.

QUICO CHIRINO